La Rioja

El 80% cree que Rajoy actúa mal contra la corrupción

  • España es el tercer país europeo, tras Moldavia y Kosovo, con mayor percepción de esta lacra, según Transparencia internacional

madrid. La lucha contra la corrupción sigue siendo la asignatura pendiente del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Ocho de cada diez españoles creen que no ha conseguido frenar con efectividad esta lacra porque su actitud es mala, según el barómetro global de la corrupción que presentó ayer Transparencia Internacional. Los casos que han visto la luz en los últimos años y en los que se ha visto inmerso el partido en el Gobierno han terminado por erosionar la confianza de los ciudadanos en las instituciones. «Es absolutamente necesario que la corrupción se trate como un asunto de Estado», indicó su presidente, Jesús Lizcano, que instó a los partidos a «ponerse las pilas» para sacar adelante un nuevo paquete de medidas para erradicar esta lacra.

Según esta radiografía, que se hizo a través de una macroencuesta a 60.000 personas en 42 países de Europa y Asia Central y, que en España se efectuó en plena vorágine electoral del 20-D, los ciudadanos colocan a la corrupción como el segundo gran problema del país. Pero a pesar de esta concienciación, apenas el 1% denuncia estas malas prácticas al conocerlas. El 35% afirma que la falta de denuncia se debe al temor por represalias y piden medidas. Lizcano defendió que debería haber una ley para poder denunciar los casos, una idea que es apoyada por el 48% de los consultados.

«Somos el tercer país europeo con mayor percepción de corrupción entre la población, por detrás de Moldavia y Kosovo», incidió el catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos, Manuel Villoria, que denunció también la dificultad para denunciar de forma protegida. El PP y Ciudadanos se comprometieron a aprobar en su pacto de investidura una Ley de Protección de los Denunciantes de Corrupción.

Los datos del estudio de Transparencia Internacional reflejan que los ciudadanos reclaman que esas medidas se tomen cuanto antes. El 28% percibe un aumento de la corrupción en los últimos doce meses de parálisis política.