La Rioja

Feijóo avisa de que hacer quinielas sobre los planes de Rajoy es «perder el tiempo»

  • Los visecretarios del PP restan valor a que la número dos no participe en la preparación del congreso del partido

madrid. «Hacer quinielas» sobre los planes que tiene Mariano Rajoy para la secretaria general del PP es «perder el tiempo». El aviso es de Alberto Núñez Feijóo, uno de los dirigentes del partido que mejor le conoce. La ausencia de Dolores de Cospedal de los trabajos preparatorios del congreso del PP y que la ponencia estrella recayera en el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maillo, desató la imaginación de los populares que trataron de escudriñar las intenciones de Rajoy.

La nula prisa del líder del PP para decir si la secretaria general del PP va a seguir en su puesto tras el congreso del 10 al 12 de febrero próximos encaja mal con las urgencias de algunos dirigentes para saber dónde y con quién colocarse. La también ministra de Defensa se negó a comentar ayer las especulaciones sobre su sucesión y los vicesecretarios generales salieron a cerrar el debate, pero el PP era ya un hervidero de rumores y apuestas.

El presidente de la Xunta, al que muchos ven como el delfín de Rajoy, reclamó calma porque designar al número dos del partido compete en exclusiva al presidente del partido, y «así es como se hace» siempre en el PP. Feijóo, no obstante, habló de Cospedal en pasado y alabó que «hizo un muy buen trabajo en momentos de enorme dificultad con un sacrificio personal y profesional enorme» y, solo por eso «merece un respeto». «Nunca se arrugó», subrayó.

El vicesecretario de Acción Sectorial, Javier Maroto, también reclamó que se detenga la rumorología y precisó que el hecho de que Cospedal no tenga ningún papel en la preparación del cónclave es normal porque el secretario general no suele participar en esa labor. «Es razonable», prosiguió, que si hay cinco ponencias para el congreso se las encarguen a los cinco vicesecretarios. Cualquier otra lectura, advirtió, «no sería adecuada».

El responsable de Comunicación, Pablo Casado, señaló a su vez que el nombre del secretario generalpreocupa «a políticos y periodistas», pero a la gente «de la calle no le quita el sueño».

La vicesecretaria de Estudios, Andrea Levy, remitió al congreso de febrero el debate sobre el número dos del partido y descartó que vaya a influir en la decisión de Rajoy la imputación del equipo de gobierno del ayuntamiento de Toledo que supuestamente recibió 200.000 euros para la campaña de Cospedal a cambio de una contrata de basuras. Un hecho denunciado por el extesorero del PP Lus Bárcenas.