La Rioja

CUATRO CONGRESOS PARA UNA NUEVA ERA

  • Las citas de PP y Ciudadanos tendrán un plácido sesgo continuista, pero en las de PSOE y Podemos habrá un intenso debate, que en el caso socialista puede tener ribetes dramáticos con la elección de su nuevo líder

Entre febrero y junio o julio próximos los cuatro grandes partidos nacionales celebrarán sus respectivos congresos en medio de climas muy diferentes, pero con el denominador común de tener que adaptarse a una nueva era política que estará marcada por la necesidad imperiosa de acuerdos entre ellos.

PP y Ciudadanos tendrán asambleas plácidas, marcadas por el continuismo y ratificarán los liderazgos de Mariano Rajoy y Albert Rivera. Los populares van a dejar los cambios que reclaman algunos dirigentes para la siguiente cita, y éste no será el congreso de la renovación, será el de la ratificación de Rajoy. La formación liberal tendrá que españolizar sus estructuras todavía marcadas por la impronta catalana de su nacimiento, pero sin traumas.

Todo lo contrario de PSOE y Podemos, que se preparan para unos cónclaves intensos, sobre todo en el caso de los socialistas. El mando de Pablo Iglesias en su partido no parece estar en cuestión, sobre todo después de sus victorias en los procesos internos de Madrid y Andalucía gracias a su acuerdo con la corriente anticapitalista. Pero el debate con el sector de Pablo Errejón será ineludible.

El PSOE no tiene ni fecha aproximada para un congreso que puede ser el más importante de las últimas décadas. Deberán elegir antes en primarias a su secretario general, unas elecciones que mostrarán a un partido dividido, salvo que antes alguien obre el milagro de coser unas heridas muy profundas.