La Rioja

El juez pide a Francia buscar el cuerpo de un etarra desaparecido en 1980

  • El forense Francisco Etxeberria confirma que podría encontrar los restos de 'Naparra' en el departamento de Las Landas

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha pedido a las autoridades judiciales francesas que permitan buscar en el departamento de Las Landas -región entre Bayona y Burdeos- el cuerpo de José Miguel Etxeberria, 'Naparra', un pamplonés presunto miembro de ETA desaparecido en 1980 a manos del grupo Batallón Vasco Español, organización terrorista parapolicial que actuó en el País Vasco y el sur de Francia, y algunos de cuyos integrantes acabaron en los GAL. El magistrado instructor, que reactivó de forma reciente el caso a petición de la acusación particular (familia) y de la Fiscalía de la Audiencia Nacional 16 años después de que se dictara el archivo de la causa, tomó ayer declaración como testigo al forense Francisco Etxeberria, quien le ha asegurado que podría lograrse «una identificación plena» de sus restos en caso de que sean localizados.

El especialista es un reconocido perito por sus trabajos en la localización de restos de asesinados durante la Guerra Civil y el franquismo, en los casos de bebés robados o, de forma más reciente, en el crimen de los dos hermanos de Córdoba a manos de su padre, José Bretón. El caso de 'Naparra' dio un vuelco reciente después de que el periodista Iñaki Errazkin recibiera de un informante nuevas pistas sobre el cuerpo del joven de 22 años, unos datos que la Fiscalía consideró «relevantes». Según anunció el abogado de la familia Iñigo Iruin hace una semana, esta persona tuvo «relación con las operaciones de Estado o al menos con las personas que las ejecutaron».

Prescrito en Francia

En la comparecencia del pasado 1 de octubre, Iruin, junto al forense Etxeberria y el hermano de 'Naparra', Eneko Etxeberria, explicó que el caso está prescrito en el Estado francés desde 1992, no así en España tras la querella de 1999, por lo que la propia Fiscalía de Bayona, con la que se citó el letrado, recomendó recurrir a la vía de la justicia española.

Iruin ya se reunió con el juez Moreno, al que presentó el informe realizado por el antropólogo forense Etxeberria, que sin poder realizar trabajos sobre el terreno sí concluyó que la información recibida 36 años después de que el Batallón Vasco Español reivindicara su desaparición era «verosímil». Ahora el forense está dispuesto a viajar a Las Landas si las autoridades judiciales francesas lo aceptan.