La Rioja

Junts pel Sí y la CUP se acercan en los presupuestos

Junts pel Sí y la CUP están cerca de cerrar un acuerdo que desbloquee los presupuestos de la Generalitat y garantice la continuidad de la legislatura, que en principio expira con el referéndum de septiembre de 2017. El rechazo de los anticapitalistas a las cuentas del Gobierno catalán el pasado junio forzó a Carles Puigdemont a someterse a una moción de confianza a la vuelta del parón estival.

A la espera de lo que decidan el sábado las asambleas de los anticapitalistas, en principio la intención de la CUP pasa por permitir que los presupuestos puedan debatirse y superen las enmiendas a la totalidad, a diferencia de lo que ocurrió en junio, cuando fueron tumbados a la primera. Otra cuestión bien diferente ya será si finalmente los antisistema aprueban las cuentas. Pero si no lo hacen, tienen la advertencia del presidente de la Generalitat de que sin presupuesto, habrá elecciones anticipadas y no habrá referéndum.

Puigdemont depende de la CUP y habría logrado el desbloqueo de sus cuentas aumentando la presión fiscal a las grandes fortunas y creando nuevos impuestos, entre otros a las bebidas azucaradas o a la compraventa de inmuebles de alta gama. La CUP reclama, además, que los presupuestos incluyan una partida específica para el referéndum independentista.