La Rioja

La administradora de Correa señala a Sepúlveda como el nexo del cabecilla de la Gürtel con el PP

madrid. Isabel Jordán, administradora de algunas de las empresas más relevantes del entramado de Francisco Correa, señaló este martes al que fuera alcalde y senador Jesús Sepúlveda como la persona de enlace del Partido Popular con el cabecilla confeso de la trama 'Gürtel'. La acusada, que se enfrenta a 39 años y un mes de cárcel por diversos delitos debido a su posición jerárquica en la red, declaró que fue el exmarido de la exministra Ana Mato quien le presentó a Correa en 2002 y que fue entonces cuando comenzó a trabajar para su grupo mercantil.

Por aquel entonces Sepúlveda, también sentado en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional, era secretario de Acción Electoral del PP y fue quien recomendó a Correa que fichara a Jordán como administradora.

Así, tras un par de entrevistas con él, Isabel Jordán fue contratada para trabajar en Special Events en sustitución temporal de Álvaro Pérez, 'el Bigotes', en la organización de eventos como mítines nacional del PP o las campañas municipales de 2003. Actos en los que la red obtuvo beneficios ilícitos, según la Fiscalía Anticorrupción.

Atención al ciudadano

Tras su paso por Special Events Jordán pasó a TCM, otra sociedad vinculada a Correa, para poner en marcha la Oficina de Atención al Ciudadano en el ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón (Madrid), en donde fue alcalde Sepúlveda. Fue un proyecto piloto que el grupo Correa quería llevar a decenas de ayuntamientos de España hasta que en febrero de 2009 el juez Baltasar Garzón procedió a la detención de los principales acusados.

En esta segunda jornada de declaración de Jordán -'Isabelita' para sus compañeros de banquillo-, la acusada quiso matizar que su jefe se refiriera a Bárcenas como «Luis el cabrón», más bien que en dos ocasiones en 2005 y 2006 dijo que el extesorero nacional del PP era «un cabrón». Asimismo, insistió a preguntas de la fiscal Concepción Nicolás que no hizo entregas de dinero a ningún político, pese a los diversos apuntes recogidas en la documentación de la 'caja B' de la red o 'pinchazos' telefónicos que señalan lo contrario.