La Rioja

Rivera se someterá a unas primarias en enero para renovar su liderazgo

madrid. Albert Rivera se someterá a unas primarias con las que aspira a renovar su liderazgo en la asamblea general que celebrará Ciudadanos el próximo 4 de febrero en Madrid. Será la primera vez que el partido naranja deje en manos de los afiliados, y no de los delegados, la elección de la nueva dirección, que será refrendada por sufragio universal. «Queremos demostrar que la democracia interna es compatible con la unidad de acción», defendió el presidente del partido, que se presentará a la reelección con un «nuevo equipo» y que recuerda al PP que mientras «otros se deciden», Ciudadanos hace el camino «andando».

A falta de que la oposición interna organice una candidatura, Rivera renovará con toda probabilidad su mandato. Y si el Consejo General aprueba la fórmula, los militantes elegirán a la nueva dirección a finales de enero, una semana antes de la cita.

Con todo, el reto más inmediato para Ciudadanos es negociar con el Gobierno los Presupuestos de 2017 y lograr que queden incluidas las reformas del pacto de investidura firmado con el PP.

El líder del partido liberal reclamó ayer que se recorte en duplicidades y en partidas para las diputaciones; se corrija el impuesto de sociedades y se recaude más en la lucha contra el fraude. Dentro de ese acuerdo con los populares, se incluía también el compromiso de revisar la amnistía fiscal del 2012 para hacer pagar más a quienes se acogieron a ella. Una promesa que quedará en papel mojado ya que caduca a finales de este mes sin que, hasta el momento, ninguno de los 31.484 defraudadores hayan recibido notificación de Hacienda.