La Rioja

LEYES CONFLICTIVAS

Salvar el máximo posible del legado de los últimos 4 años

La cuestión es salvar los trastos de la mejor manera posible. Esa impresión es la que ofrecen Rajoy y su partido respecto a la ardua labor que les espera en la nueva legislatura para evitar convertirse en el náufrago que todo lo pierde y conservar y desarrollar al máximo posible su legado del pasado cuatrienio. La piqueta que puede representar una oposición en mayoría sobre un Ejecutivo en minoría amenaza la vigencia sin cambios de, al menos, tres normativas tan fundamentales como polémicas de la ya perdida primacía parlamentaria del PP: la ley de seguridad ciudadana ('ley mordaza'), la Lomce y la propia reforma laboral -los sindicatos ya han recordado que ahora habrá una mayoría de diputados a favor de derogarla y/o de recuperar derechos y diálogo sociales-. El líder del PP tendrá que esforzarse sobremanera en alcanzar acuerdos con otros grupos de la Cámara para minimizar el número de golpes a este armazón.

El primer aviso se produjo el jueves, cuando Rajoy anunció la moratoria sobre las reválidas, a las que el Gobierno dejará ahora sin valor académico en la ESO y Bachillerato nadie sabe hasta qué curso. Tuvo que avenirse así a una claudicación parcial de su reforma educativa y a prometer un pacto de Estado por la Educación para lograr preservar su acuerdo de investidura con Ciudadanos y parar el embate del resto de la oposición. Será ésta una de las primeras leyes que pongan a prueba el nivel de cesión del PP, a tenor de la urgencia de ofrecer un proyecto definitivo y claro a una comunidad educativa cuyo estado de incertidumbre amenaza con volver a llenar las calles de pancartas.

Aparte de cuestiones como la actualización de la ley de género o una revisión de la ley electoral -causantes de roces tectónicos en el hemiciclo-, a Rajoy le queda por encarar el posible trago de tener que tocar una ley de seguridad que se había convertido en piedra filosofal de la mayoría popular. El PP está solo en la defensa de la prision permanente revisable. Y hoy la soledad es más fría que nunca.