La Rioja

El asesino de la chica de Valencia asegura que estaba drogado

  • La Guardia Civil investiga si el homicida confeso contó con ayuda para matar a Vanessa Ferrer

valencia. La Guardia Civil investiga si el presunto autor del asesinato de la adolescente de 16 años desaparecida en Chella (Valencia), Vanessa Ferrer Ciges, que ha confesado el crimen, contó con algún tipo de colaboración. El cuerpo de la menor fue encontrado el viernes desnudo en una sima de la localidad y con signos de violencia y, al parecer, fue trasladado en un coche prestadado hasta este lugar por el homicida.

El presunto asesino, tras su detención, ejerció su derecho a llamar a un familiar cuando se encontraba detenido en el cuartel de la Guardia Civil de Xàtiva. Rubén M. mantuvo una conversación telefónica durante cinco minutos aproximadamente con sus padres. Masculló algunas palabras de arrepentimiento y se despidió de su familia. Antes de que fuera trasladado a un calabozo de la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia, el joven confesó también el crimen a su padre. «Tomamos drogas en la casa y no sé lo que hice», afirmó Rubén por teléfono.

Su padre comenzó a llorar cuando escuchó la confesión de su hijo. «Ha sido él. Me lo ha dicho. Estamos destrozados. Nunca piensas que tu hijo pueda matar a alguien. Hemos hablado con él muy poco pero ha reconocido que lo hizo», manifestó a este periódico el padre del presunto homicida.

Con 21 años de edad, Rubén había acabado recientemente sus estudios en el IES de Enguera, donde había completado un módulo. Al joven le gustan los animales y, por ello, no es extraño verlo posar con perros. Aunque era amigo de Vanessa, Rubén había mantenido una relación sentimental, tiempo atrás, con una amiga de la víctima, aunque acabaron muy mal. El joven fue detenido por un delito de violencia de género, y el juez decretó una orden de alejamiento para proteger a la chica.

Según un vecino del homicida confeso, Rubén vendía cigarrillos a los menores del pueblo. También le acusan de vender marihuana.