La Rioja

Otras abstenciones sorprendentes y alianzas inesperadas

  • El PSC, que hoy no se abstendrá, sí lo hizo en el 2010 para permitir la investidura de Artur Mas

MADRID. La decisión de abstenerse hoy ha dejado al PSC, que sigue enrocado en el 'no' a Rajoy, al borde de divorcio con el PSOE. Los socialistas catalanes no entienden el viraje que dará el Gobierno al PP. Pero no es la primera vez que el PSC facilita con su abstención un Ejecutivo de un adversario. En diciembre de 2010, su entonces primer secretario, Josep Montilla y sus 27 diputados permitieron que el 'convergente' Artur Mas fuese investido presidente de la Generalitat. Los socialistas catalanes se abstuvieron durante la segunda votación que permitió que el líder de CiU, lograse, con sus 62 diputados, la mayoría simple necesaria para hacerse con la Presidencia.

Otra abstención, pero en este caso de la federación extremeña de IU, convirtió en 2011 a José Antonio Monago en el primer presidente del PP de esa comunidad tras 28 años de gobierno del PSOE. Los tres parlamentarios de IU decidieron no acatar la decisión de la dirección federal de apoyar al socialista Guillermo Fernández Vara e inclinaron la balanza por 32 votos a favor frente a 30 en contra hacia el aspirante popular. Pero también IU en 1995 otorgó al entonces candidato del PP, el fallecido Sergio Marqués, la Presidencia del Principado de Asturias. La formación de Gaspar Llamazares no consiguió alcanzar un pacto con los socialistas y sus seis diputados se abstuvieron en la votación final.

El acuerdo que sí alcanzaron los socialistas vascos con los populares convirtió a Patxi López en el primer lehendakari no nacionalista de la historia. Los trece votos del PP junto a los 25 de los socialistas y uno de UPyD otorgaron a López la mayoría necesaria para materializar el relevo en el Gobierno vasco.