La Rioja

Cárcel para los imanes yihadistas de Ibiza

Madrid. Los jueces de la Audiencia Nacional Eloy Velasco y José de la Mata decretaron ayer el ingreso en prisión provisional y comunicada para los últimos tres supuestos yihadistas detenidos esta semana. Se trata de los dos imames de la mezquita de Sant Antonio de Portmany, en Ibiza, Abdelkrim Elmerabet y Jalal Rochki, arrestados el martes; y de Amine Bouyardane, capturado el miércoles en Calahorra.

Los dos arrestados en Ibiza están acusados de adoctrinar en la yihad a los niños que acudían al centro religioso de la mezquita. El juez confirmó esas acusaciones y aseguró que ambos tenían una «ascendencia intelectual» sobre los menores, al punto de poder impulsarles a caer en la redes del Daesh

Velasco les imputa por delitos de colaboración con el Estado Islámico, en su modalidad de adoctrinamiento, captación, autoadoctrinamiento y posesión de documentación que incita a la incorporación al Daesh.

El juez relata que los dos detenidos, uno como líder religioso de la comunidad islámica de Sant Antonio y el otro como su ayudante, llevaban a cabo labores de adoctrinamiento y ensalzamiento de las actividades violentas del Estado Islámico. «Lo hacían tanto en sus prédicas, en conversaciones con miembros de su comunidad, como en las redes sociales, donde colgaban videos de propaganda del estado Islámico o grabaciones sobre cómo enseñan a matar», apunta el juez.

A modo de ejemplo, el juez destaca la prédica realizada por El Merabet con ocasión de la fiesta del cordero de 2012, cuando el imán hizo unas peticiones finales por los hermanos muyahidies y por los combatientes en Siria.