La Rioja

El asesino de Pioz sigue amnésico en la reconstrucción de los hechos

Nogueira, ayer, a su llegada al chalet de Pioz escoltado por los agentes. :: pepe zamora / EFE
Nogueira, ayer, a su llegada al chalet de Pioz escoltado por los agentes. :: pepe zamora / EFE

madrid. «Nada nuevo. Irrelevante para el caso». Así de tajante se mostró una de las personas de la comitiva que ayer participó en la reconstrucción del cuádruple asesinato del chalet del 594 de la calle Los Sauces de Pioz, en Guadalajara. François Patrick Nogueira Gouveia, durante la hora en la que estuvo en la casa en la que mató a sus primos y a sus dos hijos, se mostró frío, distante y, de nuevo, se refugió en una «amnesia selectiva», según los agentes, para seguir sin revelar el dato clave que siempre ha ocultado: cómo mató a sus víctimas aquella tarde del pasado 17 de agosto.

Según los investigadores (que coinciden en su totalidad con la versión que dio a su salida de la reconstrucción Alberto Martín, abogado de Walfran Campos Nogueira, hermano del padre de familia asesinado) el homicida no aportó ayer que no hubiera ya facilitado en sus declaraciones ante la Guardia Civil y el juez del caso. Nogueira no tuvo problemas para explayarse en detalles menores como su llegada al chalet o la pizza que compartió con su tía Janaina en el porche antes de asesinarla, pero volvió a sus conocidas «lagunas» de memoria cuando los agentes o el juez le preguntaban sobre cómo abordó a la mujer para asesinarla o como mató a los pequeños de cuatro y un año.