La Rioja

La juez procesa a seis militares y un civil por el alijo de droga en el 'Juan Sebastián Elcano'

Un agente de la Guardia Civil inspección el buque Elcano en busca de droga. :: r. c.
Un agente de la Guardia Civil inspección el buque Elcano en busca de droga. :: r. c.
  • Les acusa de tráfico de estupefacientes y contra los deberes del servicio, penados con hasta 12 años de prisión, por introducir 158 kilos en el buque de la Armada

madrid. El Juzgado Togado Militar Territorial número 12 de Madrid ha procesado a seis militares y un civil por la mayor incautación de droga en un buque de la Armada española. Después de dos años y tres meses de pesquisas, la juez togado ha concluido la investigación y ha propuesto juzgar a seis militares y un civil que formaban parte de la dotación de la goleta 'Juan Sebastián Elcano' en 2014. A todos ellos les imputa los delitos de tráfico de estupefacientes, penado con entre tres y seis años de prisión, y contra los deberes del servicio a bordo, castigado con entre seis meses y seis años de prisión, según el Código Penal Militar.

Los siete acusados son los cabos José Ramón D. C. y Manuel Jesús R. F., los marineros Francisco Ramón M. S., Francisco V. B. y Rafael V. H., el civil Manuel Francisco S. P. y el exmarinero Jimmy Enrique V. C. Los tres primeros trabajaban en la sala de máquinas del buque escuela. Los dos siguientes prestaban servicio en el compartimento del pañol de contramaestre, donde fueron hallados los 127,9 kilogramos de cocaína el 30 de julio de 2014, cuando la goleta atracó en la Carraca, en la Bahía de Cádiz. Mientras, el civil y el exmilitar procesados realizaban labores en la cocina.

En las 11 páginas del auto de procesamiento, al que ha tenido acceso este periódico, la instructora del caso, la capitana Patricia Moncada, relata el operativo de los acusados para cargar 158,9 kilos de droga -la mayor parte cocaína de gran pureza y diez kilos de heroína- en el puerto de Cartagena de Indias (Colombia), entre el 14 y el 19 de abril de 2014; el traslado de la mercancía al muelle de la Isla de Manhattan, en Nueva York, donde entre el 10 y el 13 de mayo fueron repartidos 31 kilos de estupefacientes a dos grupos de narcos colombianos; y el resto, 127,9 kilos, fueron escondidos en el pañol donde se guardan las velas del buque y su destino final era España.

El precio final de este alijo, aprehendido en Cádiz por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, en colaboración con la agencia antidroga estadounidense DEA y la Agencia de Seguridad Nacional (HSI) de este país, era de 4,2 millones de euros, según la investigación.

El papel de los acusados

La juez togado detalla el papel de los siete acusados en el traslado de la droga desde Colombia. Así, el contacto local con la dotación del 'Juan Sebastián Elcano' se llama Joaquín Pernett, alias 'Mondongo'. La persona que, según la investigación, controlaría el traslado de la mercancía era el cocinero Manuel Francisco, que llevaba 18 años trabajando en el buque hasta su detención. El grueso de la droga se introdujo en cajas de café en el puerto de Cartagena horas antes de partir.

De forma paralela, el acusado confeso Jimmy Enrique subió a la goleta 7,2 kilos en un compartimento interno de sus calzones, por lo que recibió en Nueva York 36.000 dólares tras entregar la droga a un grupo de compradores en una bolera de Manhattan. Otros dos procesados, los marineros Francisco y Rafael, supuestamente introdujeron 19,8 kilos con el mismo modus operandi. Mercancía que fue entregada en una hotel de Nueva Jersey a los mismos compradores, por lo que recibieron 10.000 dólares.

Ambas operaciones se hicieron el 10 de mayo de 2014 y los agentes de la HSI grabaron las entregas y detuvieron el 13 de mayo a los narcos colombianos, a los que incautaron los 27 kilos que les dieron los marineros.

Un día después, otros dos acusados confesos, el cabo Manuel Jesús y el marinero Francisco Ramón, quienes metieron en el buque 4 kilos de droga, se lo entregaron a compradores del barrio del Bronx que estaban siendo investigados por agentes de la DEA. Una transacción por la que recibieron 9.000 dólares cada uno.

Asimismo, el auto señala que los cocineros José Ramón y Manuel recibieron 1.000 euros por permitir que el exmarinero Jimmy Enrique guardara su mercancía en la planta de residuos del 'Juan Sebastián Elcano' y por su intermediación con los narcos colombianos detenidos en Nueva York.