La Rioja

Iglesias vaticina «garrotazos» de día y pactos de noche

  • El líder de Podemos sostiene que el apoyo de los socialistas al Gobierno del PP irá más allá de la investidura

Sin margen alguno de maniobra, Pablo Iglesias se limitó tras su reunión con Felipe VI a denunciar la que bautizó como «una triple alianza» que servirá para mantener en el poder a un PP que, afirmó, simulará la confrontación con el PSOE y Ciudadanos, pero que están de acuerdo en lo fundamental.

El secretario general de Podemos no escatimó palabras a la hora de equiparar al PSOE y Ciudadanos con el PP. Tampoco en censurar a los socialistas, a los que poco menos que calificó de vendidos por permitir que Mariano Rajoy permanezca en la Moncloa. Iglesias insistió en que ante esta connivencia él es ahora el líder de la oposición. Así, aseguró que la actual legislatura se caracterizará por «garrotazos de cara a la galería» entre PP, PSOE y Ciudadanos durante el día, y «acuerdos estratégicos por la noche» entre las tres formaciones políticas.

Tras su encuentro con el jefe del Estado, el líder de la formación morada se mostró pesimista sobre el entendimiento que a partir de ahora pueda existir entre su partido y los socialistas, por otra parte siempre complicado, porque «han entregado el Gobierno al PP». Aunque dejó un mínimo margen al diálogo en el futuro si tras el congreso que los socialistas deben celebrar el próximo año asume el mando del partido una dirección que se enfrente a los populares. «Nosotros no vamos a contribuir a blanquear el PP», zanjó.

Iglesias también apuntó que, en contra de la opinión generalizada, esta no tiene porque ser una legislatura de corto recorrido porque tiene la impresión de que hay un pacto entre populares y socialistas que va más allá de la investidura. Ese es precisamente el escenario que Podemos pretende que cale entre un electorado de izquierda que aspira a arrebatar definitivamente al PSOE. Si los socialistas se escoran a la derecha, Iglesias calcula que tendrá vía libre para propinar de forma definitva el 'sorpasso' que hasta ahora se le ha resistido.