La Rioja

El PSOE decidirá después del Comité Federal si la abstención es en bloque o parcial

Javier Fernández atiende a los medios
Javier Fernández atiende a los medios / EFE
  • En caso de que opten por facilitar un nuevo gobierno del PP, la fórmula para hacerlo se decidirá en algún momento de la próxima semana

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, ha afirmado este viernes que el Comité Federal votará el domingo "exclusivamente" un texto sobre si facilitar o no la reelección de Mariano Rajoy, pero sin concretar si la abstención sería en bloque o de once diputados, lo que se fijaría la próxima semana.

Fernández es partidario de que en caso de que gane la vía de la abstención, la fórmula sobre cómo se aplicaría en la segunda votación de la investidura en el Congreso se acordaría entre la gestora y el grupo parlamentario. "Lo que se plantea el domingo es si el PSOE va a tomar esa decisión de abstenerse o vamos a decidir ir a elecciones. El cómo se va a ejercer, ya se vería la fórmula", ha explicado.

Algunas federaciones, como Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana, abogan por una abstención técnica que solo obligaría a facilitar la investidura a once diputados socialistas, una fórmula que no descontenta al PSC porque le permitiría seguir atrincherado en el no. El PSOE andaluz, en cambio, se inclina por que todos los diputados actúen en bloque y acaten lo que dicte el máximo órgano del partido.

"Vamos a aceptar lo que se decida en el Comité Federal. El debate va a ser intenso y se llegará a un acuerdo que desde luego los socialistas andaluces vamos a respetar", ha afirmado la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez. Javier Fernández quiere que el Comité Federal vote una resolución que deje "clara" la postura sobre qué hacer en la investidura para que no haya dudas.

"No conviene emboscarse. Cuanto más claras sean las posiciones que se vayan a debatir, con más franqueza lo haremos", ha sostenido Fernández, quien ha confiado en que el debate sea "serio, respetuoso y sereno" después de lo convulso que fue el Comité Federal del pasado día 1 en el que dimitió Pedro Sánchez.

Posturas enfrentadas

El presidente de la gestora ha anticipado que lo más probable es que la votación no sea secreta, sino por llamamiento, para que se sepa qué postura toma cada uno de los alrededor de 270 delegados. Aunque no ha querido hacer pronósticos de qué ocurrirá el domingo, Fernández ha defendido que el PSOE vote en contra de Rajoy en la primera votación en el Congreso y se abstenga en la segunda.

Respecto a las reticencias del PSC, el presidente de la gestora ha insistido en que lo "razonable" es que los socialistas catalanes acepten el mandato del Comité Federal. En su opinión, hay que "respetar los resultados democráticos de los órganos en los que se participa" y el grupo parlamentario tiene que mostrar "coherencia con esa decisión". Fernández ha eludido decir si se tomará alguna medida en caso de desobediencia: "Prefiero no hablar ahora de ninguna acción de tipo coactivo, sino más bien persuasivo". El PSOE andaluz está convencido de que "hay margen" para que, una vez que el Comité Federal acuerde, todos los diputados "acaten" la decisión y "remen en la misma dirección".

El líder del PSC, Miquel Iceta pedirá comprensión y "empatía" sobre la postura de su formación y alegará que mantener el no es crucial al ser Rajoy uno de los responsables del problema catalán, han informado a EFE fuentes de los socialistas catalanes. Para Iceta, es mejor ir a terceras elecciones que dar luz verde al gobierno del PP. El PSOE de Castilla y León y el del País Vasco también se mantienen firmes en su negativa a Rajoy. Sin embargo, la líder de los socialistas vascos, Idoia Mendia, ha reconocido que "parece que va a estar muy difícil que el no sea mayoritario en el Comité Federal". No obstante, Mendia ha dicho que "intelectual y políticamente, le cuesta creer" que el partido vaya a decidir abstenerse.

Uno de los abanderados del voto en contra, el exsecretario de Organización del PSOE y líder de los socialistas riojanos, César Luena, ha animado a no ceder ante quienes postulan la abstención. "En la primera (votación), no; en la segunda, no; en la tercera, no; en la cuarta, no; en la quinta, no. Y así, si se quiere, todo el sistema numérico. Hasta el infinito no", ha proclamado.

Después de que ayer lo hiciera el exlíder del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba, a los partidarios de la abstención se ha unido hoy el histórico dirigente socialista Alfonso Guerra, quien está convencido de que el PP ampliaría su mayoría si se va de nuevo a las urnas. En un artículo en la revista Tiempo, Guerra cree que los que en su partido dicen preferir las terceras elecciones a un gobierno del PP están cegados por la "pasión ideológica". "Tener razones no siempre significa tener razón", les ha reprochado el exvicepresidente del Gobierno.