La Rioja

Colau: «Impediremos el maltrato animal, diga lo que diga el TC»

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. / Efe
  • Junts pel Sí, el PSC, Catalunya si que es Pot y la CUP rechazan la sentencia y apoyan al Gobierno catalán

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado este jueves, que "diga lo que diga" el Tribunal Constitucional (TC), la capital catalana impedirá el maltrato animal.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, Colau ha recordado que Barcelona se declaró ciudad antitaurina en 2004, después de que el Pleno del TC ha anulado la Ley catalana que prohíbe las corridas de toros. "Barcelona es una ciudad antitaurina desde 2004. Diga lo que diga el TC, haremos cumplir las normativas que impiden el maltrato animal", ha asegurado.

"Los toros no volverán", ha asegurado el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull. "El Parlamento catalán decidió prohibir los toros en 2010 y haremos todo lo posible para que no vuelvan", ha añadido. Esta ha sido la reacción contundente a la sentencia de la Generalitat catalana, que ha asegurado que hará valer toda la capacidad normativa que tiene en materia medioambiental y de defensa animal para "imposibilitar" la aplicación de la sentencia del Tribunal Constitucional.

Junts pel Sí, el PSC, Catalunya si que es Pot y la CUP, que suman 99 de los 135 diputados de la Cámara catalana, han expresado su rechazo a la sentencia y han señalado que acompañarán al Ejecutivo autonómico en las iniciativas legal y normativas que emprenda para evitar que vuelvan a programarse corridas en Cataluña. Ciudadanos y el PP, por su parte, se han felicitado por el fallo del alto tribunal. "Es una buena noticia", ha señalado el líder del PPC, Xavier García Albiol, que ha criticado a los independentistas por querer "eliminar todo lo que tiene que ver con la cultura española". Fernando de Páramo, de Ciudadanos, ha apuntado que el marco legal para legislar sobre el maltrato animal no es autonómico, sino que debe plantearse en el Parlamento nacional, y en ningún caso debe ser un asunto identitario, ha insistido.

Los más contundentes han sido los diputados de la CUP, que han expresado que están "hartos" de que el Constitucional gobierne a golpe de sentencia en Cataluña y "hartos" de que la Cámara catalana no pueda tomar sus decisiones de manera autónoma. "Este Parlamento es soberano y habrá que desobedecer", ha afirmado Mireia Boya. Desde Catalunya si que es Pot, Hortensia Grau, ha señalado que la sentencia es "inadmisible" y un "atentado democrático". "Acudiremos a los tribunales internacionales", ha advertido.