La Rioja

El 'caso de los ordenadores' de Bárcenas pasa a una juez que elogió a Granados

Madrid. El caso del borrado de los ordenadores del extesorero nacional del PP, Luis Bárcenas, ha pasado a manos de una nueva juez, la titular del Juzgado de Instrucción número cinco Carmen Valcarce, después de que la magistrada que hasta ahora llevaba el asunto, Rosa María Freire, se haya apartado de forma temporal mientras se resuelve el incidente de recusación presentado contra ella por el PP, procesado como persona jurídica por presuntos daños informáticos.

La juez Valcarce fue la instructora de un caso de espionaje político en la Comunidad de Madrid entre dirigentes del PP. La magistrada archivó hasta tres veces el caso y elogió al que fuera secretario general del PP madrileño y exconsejero de Justicia Francisco Granados, según recoge el sumario de la trama 'Púnica'. Los 'pinchazos' telefónicos revelan las relaciones del exconsejero y su capacidad de influencia sobre algunos jueces. Desde mediar para que el hijo del exdecano de los jueces de Madrid aprobara un examen hasta ser recibido «con dos besos» por la magistrada que investiga el espionaje a políticos, la citada Valcarce, quien le dijo en los pasillos del juzgado que estaba «para servirle», según aseguró Granados a su esposa por teléfono.

El incidente de recusación a la juez Freire llega después de que ésta procesara al PP. La juez Valcarce es la sustituta natural de su juzgado. Lo habitual es que no realice ningún trámite mientras se resuelve este incidente. Asimismo, la Audiencia de Madrid tendrá que dirimir el recurso al procesamiento del PP, la tesorera Carmen Navarro, el asesor jurídico Alberto Durán y el informático José Manuel Moreno.