La Rioja

Aznar asegura tras la confesión de Correa que «el tiempo pone a cada uno en su sitio»

Madrid. El expresidente del Gobierno y de la fundación FAES, José María Aznar, aseguró ayer que hay que «aprender a tener paciencia» y confiar en los efectos «clarificadores del tiempo», ya que, según recalcó, «lleva algún tiempo poner a cada uno en su sitio». Aznar apeló a este principio, que «vale para la vida en general», durante la inauguración del curso del Instituto Atlántico de Gobierno, acto en el que estuvo acompañado por su esposa y exalcadesa de Madrid, Ana Botella, el exministro Josep Piqué o el expresidente de Endesa Manuel Pizarro, entre otros.

En su intervención, Aznar no hizo mención específica a la situación de bloqueo político que vive España ni al 'caso Gürtel' que se juzga en la Audiencia Nacional, y cuyo nombre ha salido a la palestra en la declaración del 'cabecilla' confeso Francisco Correa.

En un momento en que la etapa en la que él lideró el PP está en el foco por 'Gürtel', Aznar apeló a la paciencia: «Quienes aman la realidad deben aprender a tener paciencia y confiar en los efectos clarificadores del tiempo. Pero no porque el tiempo dé o quite razones, no porque el tiempo ponga a cada uno en su sitio, y no porque el paso del tiempo sea el mejor juez, sino porque lleva algún tiempo juzgar la historia, poner a cada uno en su sitio y lleva algún tiempo dar y quitar razones».