La Rioja

El independentismo perdería la mayoría absoluta

barcelona. Si hoy se celebraran elecciones catalanas, Junts pel Sí, la coalición del Partit Demòcrata Català y Esquerra, volvería a ganar pero perdería votos. Según una encuesta del CEO, el instituto demoscópico de la Generalitat, Junts pel Sí tiene el 31,5% de intención de voto, lo que supone un retroceso de tres puntos y medio respecto al sondeo de julio y de ocho puntos en relación a los comicios de hace un año.

La mayoría absoluta que tienen entre Junts pel Sí y la CUP estaría además en peligro porque, aunque el CEO no asigna escaños, los anticapitalistas están en caída libre. Hoy sacarían el 3,1% de los votos, y hace un año superaron el 8%. El independentismo obtuvo el 47,8% el 27-S y hoy estaría en el 34,6%, aún más lejos de la mitad más uno que pide el presidente catalán para culminar el proceso.

El sondeo concluye además que la segunda fuerza en la Cámara catalana ya no sería Ciudadanos, sino Catalunya sí que es Pot, la alianza en la que se integra Podemos, que avanzaría más de tres puntos, mientras que la formación naranja se dejaría seis puntos. El PSC, que perdería dos puntos, también superaría a Ciudadanos. En última posición quedaría el PP.