La Rioja

El PSC elige a su nuevo líder bajo la amenaza de ruptura con el PSOE

barcelona. Más de 17.000 militantes del PSC están llamados hoy a las urnas para elegir al líder que dirigirá el partido en los próximos cuatro años. Las bases del socialismo catalán, que no hace mucho gobernaba la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona y ahora es una fuerza minoritaria, deben escoger entre Miquel Iceta, actual primer secretario, veterano de la política y que cuenta con el apoyo de la ejecutiva, y Nuria Parlón, alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet y una de las figuras emergentes del partido.

Las primarias del PSC llegan en un momento de máxima tensión entre el socialismo catalán y el PSOE como consecuencia de las operaciones para descabalgar a Pedro Sánchez, que tenía el pleno apoyo de Iceta y Parlón, y, sobre todo, por la posición que adopte el PSOE en la investidura de Mariano Rajoy.

Tanto Iceta como Parlón coinciden en que los siete diputados del PSC en el Congreso votarán no al candidato del PP decida lo que decida el PSOE, aun a riesgo de romper la disciplina del grupo socialista y de tensar las relaciones con la dirección federal del partido hasta el extremo. La gestora del PSOE lleva días advirtiendo de las consecuencias que tendría que el PSC votara distinto, pero en este punto Iceta y Parlón se muestran firmes.

El actual primer secretario, que se hizo con las riendas del partido hace dos años, tras una época muy convulsa en la que se escindió el ala soberanista y el partido rompió dos veces la disciplina de voto socialista en el Congreso, representa la continuidad. Fue el primer líder político que reconoció su homosexualidad y es de perfil más templado que Parlón, a la que se sitúa próxima a las tesis de Podemos.

Referéndum

El PSC no defendió en las últimas elecciones catalanas de 2015 la celebración de un referéndum sobre la independencia, pero sí lo hizo en las anteriores de 2012. El partido ultima ahora la ponencia estratégica que someterá a votación de la militancia en su próximo congreso de noviembre.

Iceta apuesta por la reforma federal de la Constitución que propugna el PSOE, pero mantiene que si los catalanes no respaldan esa reforma en el referéndum que se convocaría en toda España, sería conveniente activar la vía escocesa, es decir, facilitar la celebración de una consulta sobre la independencia. Parlón se decanta por una consulta acordada antes con el Gobierno central.