La Rioja

El exconsejero de Empleo andaluz se enfrenta a 20 años

sevilla. El goteo de juicios sigue adelante para los exaltos cargos de la Junta de Andalucía que participaron en la tramitación de los ERE irregulares pagados con dinero público. Ahora ha sido la Fiscalía Anticorrupción la que solicita hasta 20 años de cárcel para el exconsejero de Empleo Antonio Fernández por su participación en la concesión de dos ayudas supuestamente fraudulentas en las que se colaron «intrusos».

Las piezas corresponden a dos de las más de 200 ayudas concedidas por la Junta e investigadas, y que se desglosaron en causas individuales para agilizar el proceso. Se suman así a la referida a la trama política, que involucra a los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y se centra en las directrices seguidas en la cúpula de la administración regional para implantar un sistema inadecuado para pagar las ayudas.

En estas dos causas están procesados 28 personas, entre ellas seis exaltos cargos. La Fiscalía pide 20 años de cárcel y 44 de inhabilitación para el exconsejero de Empleo Antonio Fernández por delitos de falsedad en documento oficial, prevaricación y malversación de fondos en las ayudas concedidas a las empresas Surcolor, que recibió 2,3 millones y Acyco, que cobró 3,2 millones. Para el exviceconsejero de Trabajo Agustín Barberá pide otros 20 años de cárcel; 16 años para el exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, supuesto cerebro de la trama, y ocho para el exdelegado de la Consejería de Empleo en Sevilla Antonio Rivas.

Los dos sucesores de Guerrero se enfrentan a seis años de cárcel, mientras que para los intrusos, la pena oscila entre los cuatro y seis años de prisión.