La Rioja

Un exfiscal experto en delitos de «cuello blanco»

Jesús Santos encabeza el departamento de delitos de «cuello blanco» del despacho internacional de Baker&McKenzie Madrid, según señala en su perfil profesional. Se convirtió en fiscal en 1985 y llegó a la Audiencia Nacional en 1989, donde estuvo destinado durante más de 23 años como experto en política penal antiterrorista, tanto nacional como internacional, así como el crimen organizado y la delincuencia financiera relativa a las empresas así como a las organizaciones criminales.

Jesús Santos fue distinguido como Caballero de la Legión de Honor de la República Francesa por su lucha contra ETA en ambos países. Además, por sus manos pasaron casos de la relevancia del asesinato de los miembros de ETA José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala, e incluso ocupó en funciones el puesto de jefe de la Fiscalía de este órgano judicial.

El abogado que defiende los intereses del PP desde aquella noche en la que la policía judicial tomó Génova también fue magistrado de enlace con Italia, puesto del que fue cesado en septiembre del 2011, en los últimos meses de la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero en el Gobierno. Asesoró a su vez a la ONU y a la Corte Penal Internacional para la antigua Yugoslavia. Su salida de la Audiencia Nacional se produjo a finales de noviembre del 2012 e inmediatamente se pasó a la abogacía, como socio del despacho internacional Baker&McKenzie.

Aquella noche de diciembre del 2013, Jesús Santos volvió a salir del anonimato para ponerse en primera fila defendiendo los intereses de los populares, descontentos con la línea de defensa que se había llevado hasta ese momento con todo el escándalo de Bárcenas.