La Rioja

Forcadell: «No conseguirán frenarnos ni atemorizarnos»

  • La presidenta del Parlamento de Cataluña asegura que volvería a hacer lo mismo por lo que puede ser castigada por la vía penal

Barcelona. La presidenta de la Cámara catalana, Carme Forcadell, tiene, según dijo, total «tranquilidad» por el «convencimiento» de que hizo lo que tenía que hacer y afirmó que volvería a permitir una votación sobre el proceso constituyente o sobre la independencia, aun a sabiendas de que las resoluciones estaban suspendidas por el Constitucional. Horas después de que el alto tribunal enviara a la Fiscalía su actuación el 27 de julio, Forcadell advirtió en una comparecencia institucional al Gobierno de Mariano Rajoy y al Constitucional de que «no conseguirán frenarnos ni atemorizarnos ni coartarnos la libertad de expresión». «No prohibirán la capacidad de iniciativa de este Parlamento, aquí -avisó- se seguirá pudiendo hablar de todo».

Forcadell, que en los últimos meses ya ha advertido que en caso de ser inhabilitada seguirá ocupando su puesto al frente de la Cámara catalana, aseguró que «cumplió estrictamente el reglamento de la Cámara para que se hiciera algo tan extraordinariamente normal como debatir y votar» y para que todo el mundo pudiera expresarse. «Están en juego la democracia y la razón de ser este parlamento», remató.

Forcadell recibió todo el apoyo del mundo independentista. Los 72 diputados de Junts pel Sí y la CUP se pusieron en pie desde sus escaños en el Parlamento catalán para dedicarle una ovación. La consejera de la Presidencia y portavoz del Gobierno, Neus Munté, mostró el respaldo del Gobierno catalán a Forcadell y subrayó que se ha subido un «peldaño más en la persecución judicial contra los demócratas». Munté criticó además y vio una relación de causa efecto en el hecho de que la decisión del Constitucional coincidiera con el apoyo de la Cámara catalana al referéndum. «Estamos acostumbrados a esta ausencia de separación de poderes», reiteró.