La Rioja

La gestora afirma que Sánchez deberá abstenerse si lo decide el Comité Federal

  • Los 'sanchistas' comienzan a recular y aceptan que tendrán que renunciar a votar 'no' al líder del PP

Madrid. Si el Comité Federal del PSOE aprueba que los diputados deben abstenerse en una eventual investidura de Mariano Rajoy, «todos lo acatarán, incluido Pedro Sánchez». El portavoz de la gestora socialista fue así de tajante para acabar con las especulaciones sobre posibles rupturas de la disciplina de voto en el grupo parlamentario.

Mario Jiménez precisó que los diputados fueron elegidos «en una lista del PSOE» y representan a ese partido. Por tanto, prosiguió, tienen que ceñirse a «la posición política que determinen los órganos del partido».

Un principio, recordó el portavoz, que rige también para el exsecretario general del PSOE, que desde que presentó su dimisión el sábado se mantiene en silencio y no ha aparecido por el Congreso para asistir al pleno o a la reunión del grupo socialista con el presidente de la gestora, Javier Fernández.

Votar en contra «no es una opción», avisó Jiménez en Onda Cero, y se mostró seguro de que «el cien por cien» de los diputados socialistas será disciplinado si el Comité Federal revisa la decisión tomada el 28 de diciembre de votar no a Rajoy.

Las palabras del portavoz suponen un reto a los socialistas catalanes, que mantienen que votarán en contra de la investidura decida lo que decida la dirección del PSOE. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, sostuvo ayer mismo que abstenerse para facilitar la investidura de Rajoy significaría la «renuncia» del PSOE a ejercer la oposición.

Pero la del socialismo catalán no parece que se la posición de todos los 'sanchistas'. La líder del Partido Socialista de Madrid, Sara Hernández, firme defensora del no, apoyará la decisión que adopte el Comité Federal porque la ruptura de la disciplina de voto sería «un nuevo problema» para el PSOE.

Pero se dan circunstancias curiosas, como la del presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, un puntal de los barones contrarios a Sánchez, pero acérrimo defensor del 'no' a Rajoy, y se mantiene en esa misma posición porque no se dan las circunstancias para cambiar de posición.

La corriente Izquierda Socialista, por su parte, ha empezado a recoger firmas para que se celebre una consulta entre los militantes sobre la postura en la investidura.