La Rioja

La trama murciana de 'Púnica' exculpa al presidente de la región

  • Los imputados niegan que se usara dinero público para mejorar la reputación de Pedro Antonio Sánchez

Madrid. No hubo confesión. Uno tras otro, los investigados de la trama murciana de la trama 'Púnica' lo negaron todo en la Audiencia Nacional a pesar de las pruebas que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha entregado al juez Eloy Velasco contra ellos. Los imputados, durante tres horas, negaron cualquier irregularidad en los contratos adjudicados al empresario Alejandro de Pedro, el gran conseguidor de la trama, y de paso exculparon al actual presidente de la Región de Murcia, el popular Pedro Antonio Sánchez, y a la senadora popular Pilar Barreiro.

Velasco, una vez concluyan los interrogatorios del resto de imputados en esta pieza, decidirá si se inhibe a favor del Tribunal Superior de Justicia de Murcia y del Supremo por considerar que hay indicios para imputar a Sánchez y Barreiro.

El interrogatorio más intenso fue el de David Conesa, asesor del presidente murciano e imputado por fraude, revelación de información privilegiada y malversación. Conesa hizo una cerrada defensa de Pedro Antonio Sánchez, al que la UCO vincula con la trama Púnica en su época como consejero de Educación.

El asesor dijo que jamás se firmó desde la consejería contrato alguno con De Pedro y sus empresas (Eico y Madiva) para pagar con dinero público trabajos para mejorar la reputación «personal y política» en internet de Sánchez y no de la Consejería. David Conesa desmintió la mayor: aseguró, en contra de lo que sostiene la Guardia Civil, que jamás se cerró con De Pedro el contrato de 32.000 euros que le exigía el empresario.