La Rioja

Díaz dice que las bases elegirán a «fulanito o menganita»

  • La presidenta andaluza afirma que ahora «no toca» hablar de la investidura de Rajoy

La presidenta de la Junta de Andalucía nunca ha sido una gran defensora de las primarias para elegir a los máximos responsables del PSOE, pero en esta ocasión se ha erigido en su valedora. En su momento, subrayó Susana Díaz, los militantes «dirán si fulanito o menganita se pone al frente del partido». Ella, de todos modos, siguió sin enseñar sus cartas. «Hoy no toca hablar de eso», en referencia a si presentará a las primarias, y reiteró que estará «donde me pongan mis compañeros, donde quieran los militantes, a la cabeza o a la cola».

La presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz se puso de inmediato manos a la obra para intentar recomponer su figura, muy dañada al ser visualizada por la militancia del PSOE como la líder de los críticos, y no perder sus opciones para liderar el partido en breve. En su primera aparición tras la dimisión del secretario general Pedro Sánchez, apuntó que ahora lo que toca «es dejar trabajar a la gestora» y no hablar del bloqueo institucional, en un intento de no vincularse como la corriente que apoya la abstención a favor del PP.

En un acto en Almonte (Huelva), Susana Díaz repitió ayer en varias ocasiones que la situación actual entre la militancia y los dirigentes del PSOE es de «tristeza». «Estamos todos muy mal», admitió.

«Creo que ahora lo que tenemos que hacer es, primero, dejar que actúe la gestora» y «que sea capaz de abrir un sendero de confianza e ilusión» en un partido roto. «Tenemos -dijo- una tarea enorme que es reconstruir un proyecto como el nuestro, que es garantía de igualdad y libertad de este país».