La Rioja

Una voz riojana para guiar el incierto futuro del PSOE

  • Francisco Ocón, secretario regional de Organización y persona de absoluta afinidad con Luena, insiste en dar voz a la militancia y celebrar ya un Congreso

La gestora que dirigirá el PSOE en el momento más convulso de su historia reciente también tendrá acento riojano. Tras la salida de César Luena de la Secretaría de Organización federal adonde le aupó Pedro Sánchez, la comisión encargada ahora de guiar los designios del partido y que preside el asturiano Javier Fernández incluye entre sus nueve vocales a Francisco Ocón. El número '2' del PSOE en la comunidad autónoma y figura de la más absoluta confianza de Luena fue el sábado por la noche uno de los elegidos para conformar un órgano de gestión articulado por territorios y no por bloques, después de que un buen número de los propuestos renunciaran a asumir esta responsabilidad. Un extremo que el implicado elude confirmar. «No estuve en los equipos que negociaron los nombres», afirma para expresar su interés en «ayudar a coser el partido» y «enfriar los ánimos» que han estallado entre partidarios de Sánchez y las tesis de Susana Díaz.

Hoy mismo está señalada la primera reunión del equipo comandado por Fernández en el que Ocón mantendrá la posición que defendió en el Comité Federal que acabó con la dimisión de Sánchez: dar «cuanto antes» voz a los militantes a través de un congreso extraordinario que defina tanto el liderazgo como la línea política de la formación. Una postura que no comparten los críticos incluidos también en la gestora, aunque el también diputado regional cree imprescindible. «Un Congreso no solucionará de golpe los problemas del partido, pero sí es el primer paso para ello», reflexiona.

La otra gran decisión a la que se enfrenta la formación es si el Grupo Parlamentario en el Congreso facilitará la conformación de un Gobierno con una virtual abstención a la investidura de Mariano Rajoy. Ocón interpreta como premisa que la gestora no está capacitada ni es competente para ello. «Es el Comité Federal el encargado estatutariamente de fijar las posiciones políticas», entiende para, en cualquier caso, sentenciar que el PSOE «ni puede ni debe» permitir que el PP continué al frente de la Moncloa. «Si llega a darse la coyuntura de que la gestora tome una decisión al respecto, mi voto será contrario a la abstención a Rajoy», anticipa. Una hipótesis que, descartada una coalición alternativa, abocaría a unas terceras elecciones que requerirían primarias para elegir candidato y en las que Ocón asume que su partido «no partiría de la mejor posición de salida» tras el «espectáculo» evidenciado en las últimas horas.

El futuro de Luena

El Comité Federal del sábado fue uno de los más virulentos vividos en el seno del PSOE, según describe también Ocón. «Fue muy duro, incluso en la formas, y se vivieron momentos de mucha tensión», revela el secretario de Organización regional, para quien la decisión adoptada por el órgano, a pesar de respetarla, «no responde a la opinión de la mayoría de los militantes». A partir de ahí, aboga por «hacer de la necesidad virtud» y superar el trance dejando claro cuanto antes el liderazgo y la estrategia mediante un congreso.

En clave doméstica, la incógnita gira en torno a si César Luena optará a reeditar el cargo de secretario general del PSOE en La Rioja. Tras su designación como número '2' de Sánchez en julio el 2014, el también diputado nacional ha venido reiterando su intención de no compatibilizar ambos puestos y no concurrir así el próximo congreso regional. Para Ocón, el nuevo escenario retrotrae la situación de Luena al punto de partida, «aunque es él quien debe responder a esa pregunta». En lo único que no duda es en su fidelidad al de Bobadilla. «Siempre, siempre, siempre contará con mi apoyo para lo que quiera hacer».