La Rioja

El Senado aborda la supresión de los aforamientos con Barberá en el escaño

  • La exalcaldesa debería estrenar mañana su sillón en el Grupo Mixto en un pleno en que el PP pedirá al PSOE desbloquear la investidura de Rajoy

Congreso y Senado proyectarán esta semana la imagen de un Parlamento que retoma nuevamente la rutina a pesar del bloqueo político y con el telón de fondo de los últimos escándalos vinculados a los populares. La Cámara alta abordará el martes la necesidad de suprimir los aforamientos después de que el Tribunal Supremo abriera una causa contra Rita Barberá por presunto blanqueo de capitales en el Ayuntamiento de Valencia. La moción del PSOE coincide con la propuesta de Pacto por la Regeneración que defenderá el PP con la duda de si la exalcaldesa estrenará o no su escaño en el Grupo Mixto.

La ausencia o presencia de Barberá, por primera vez como exmilitante popular, centrará el foco este martes en el hemiciclo. No sólo está citada como el resto de senadores para asistir al primer pleno de la legislatura, sino que ha sido convocada a la una de la tarde a una reunión con sus nuevos compañeros en la Cámara para distribuir las funciones tras su llegada.

La inclusión de Barberá en el Mixto ha generado un debate interno sobre si la exalcaldesa debe ser integrada en los turnos para ejercer la portavocía. Compromís entiende que equipararla al resto atentaría contra el espíritu del pacto antitransfuguismo y Convergència censura que el PP se haya desentendido del problema tras señalar a la senadora la puerta de salida del partido.

No será el único conflicto que enfrentará a los partidos en el arranque de las sesiones plenarias. El PP aprovechará su mayoría absoluta en el Senado para instar al PSOE a permitir la investidura de Mariano Rajoy. «La cerrazón y el rechazo del grupo socialista han hecho imposible que el Congreso otorgue su confianza al candidato al que han votado un mayor número de españoles», subrayan los populares en el texto.

En la Cámara baja, sin embargo, la suma de la oposición se impondrá para crear una comisión de investigación sobre la supuesta «utilización partidista» por parte del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, de los medios de su departamento en busca de casos de corrupción entre las formaciones independentistas.