La Rioja

PSOE

Resignación en las filas socialistas, que harán una oposición «constructiva»

Los perdedores con mayúsculas en las elecciones gallegas fueron los socialistas (PSdeG), con cuatro escaños menos que en 2012 y, lo peor para ellos, dejando el segundo puesto -junto al liderazgo de la oposición- en manos de En Marea, los aliados en la comunidad de Podemos. La cara de su candidato, Xoaquín Fernández Leiceaga, era todo un poema cuando, por fin, compareció pasadas las once de la noche.

«Ahora tenemos que hacer una oposición constructiva», dijo en tono claramente resignado ante varias decenas de cargos del partido y afiliados. Aun sin ganas de entrar en pormenores, Leiceaga sí respondió a algunas preguntas tras afirmar que su tarea desde ahora será construir una alternativa «seria» al PP.

«Es pronto», replicó ante la insistencia de los medios para que explicara los motivos de una clara derrota socialista, que ha bajado más de dos puntos y medio en el Parlamento gallego (se queda en el 17,9%) tras perder 41.200 votos. «No nos satisface el resultado», fue lo poco que dijo, ni siquiera con un escaño aún 'bailando' con En Marea en Orense.