La Rioja

BNG

Una campaña «en positivo» que sirvió para minimizar el descenso de votos

Una campaña «en positivo» que ha generado una corriente de «simpatía» e «ilusión» entre los gallegos. Por ahí pasó la clave, según la coordinadora de campaña del BNG, Goretti Sanmartín, de que su formación haya minimizado su esperada caída en las elecciones autonómicas gallegas a favor de En Marea.

Ella fue la más madrugadora en aparecer ante los medios -cuando lo hizo el BNG tenía cinco escaños frente a los siete de hace cuatro años, aunque luego terminó recuperando el sexto- y lo hizo para reivindicar a la formación nacionalista como «la alternativa necesaria para este país». Las encuestas no les concedían más de tres parlamentarios: se equivocaron, aunque al final el partido liderado por Ana Pontón sí se dejó por el camino 28.000 votos y casi dos puntos en representación.

«No tiramos la toalla», dijo Pontón al comparecer ante los medios a última hora de la noche. Su rostro dejaba entrever una satisfacción moderada al haber evitado el derrumbe de un partido histórico. «Seguiremos trabajando -apuntó- por representar el nacionalismo en este país».