La Rioja

La comisión exonerará a Susana Díaz del fraude de los cursos de formación

sevilla. La comisión de investigación parlamentaria que pesquisa el supuesto fraude en los cursos de formación toca a su fin y todo apunta a que las conclusiones exonerarán a la presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz de cualquier responsabilidad política. Mientras todos los grupos entienden que esas responsabilidades están claras y las sitúan en los expresidentes José Antonio Griñán y Manuel Chaves, entre las filas socialistas niegan la mayor y limitan el caso a «desajustes administrativos» en la gestión de las subvenciones. La posición del PSOE-A es similar a la adoptada con la comisión parlamentaria, la primera en más de una década, que investigó el caso de los ERE fraudulentos, y cuya vertiente judicial sentará en el banquillo a ambos expresidentes. Entonces, cualquier responsabilidad recaía en «cuatro golfos» y se circunscribían las irregularidades al entorno de la Dirección General de Trabajo.

Ahora, de la misma manera, del testimonio de los funcionarios y altos cargos políticos se desprende que «no ha habido una trama», señaló el portavoz parlamentario Mario Jiménez. Así, insisten en que las ayudas se paralizaron y se revisaron de oficio, y de hecho se detectaron 90 millones de euros sin justificar o indebidamente justificados, de los que ya se han recuperado 7,6 millones de euros.

Es el único en esa posición. A falta de que Podemos e IU presenten sus conclusiones el próximo lunes, desde Ciudadanos, sostén del gobierno autonómico y presidente de la comisión (encargado por tanto de unificar las conclusiones) consideran que las responsabilidades políticas son «muy importantes, brutales» ya que hay más de 750 millones presuntamente defraudados. Aun así, el presidente de Ciudadanos Andalucía, Juan Marín, apuntó que en el caso de Chaves y Griñán esas responsabilidades ya estarían amortizadas tras la marcha de ambos.