La Rioja

Susana Díaz sale en defensa de la «inocencia y honestidad» de Chaves y Griñán

  • Pedro Sánchez evita comentar las peticiones de pena formuladas por la Fiscalía contra los dos expresidentes del partido

sevilla. Ante la escasez de voces en defensa de José Antonio Griñán y Manuel Chaves desde la dirección federal del PSOE, los socialistas andaluces salieron ayer en tromba a defender la «inocencia» y «honestidad» de los dos presidentes autonómicos tras conocerse que la Fiscalía solicita hasta seis años de cárcel para el segundo por su implicación en el caso de los ERE fraudulentos pagados con dinero público. Susana Díaz, sucesora de ambos, encabezó la respuesta y recordó que ninguno se ha beneficiado personalmente de ese caso, a diferencia, dijo, de las causas de corrupción del PP.

Con la excepción de algún secretario territorial las gestos de solidaridad de los líderes del PSOE con Chaves y Griñán han brillado por su ausencia. Ni Pedro Sánchez, hasta ahora, ni otros miembros relevantes de la dirección del partido han dicho esta boca es mía pese a que ambos acusados fueron presidentes del PSOE.

Pero Díaz defendió a sus antecesores, con los que dijo haber hablado «en las últimas horas». La presidenta subrayó que ambos ya asumieron en su momento las responsabilidades políticas, dejando el escaño y la militancia en el partido, pero «otros no lo hacen», dijo en clara alusión a la senadora y exalcaldesa de Valencia Rita Barberá. «Espero que la Justicia sea implacable con los que verdaderamente lo hicieron (el fraude de los ERE), y que son los responsables de un hecho que nos abochorna», reconoció. Aunque también pidió celeridad a los tribunales para que «cuanto antes paguen aquellos que se beneficiaron».

Díaz tuvo una estrecha relación con Griñán, su antecesor en la Junta y con el que fue consejera de Presidencia. Pero la cercanía se convirtió en distancia desde el momento en que la líder del socialismo andaluz forzó su salida del partido una vez que fueron imputados.

Chaves y Griñán también recibieron el apoyo del expresidente socialista extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Sorprendido porque el fiscal haya incluido el delito de malversación, que fue descartado por el Tribunal Supremo, concedió que «puede ser que tuvieran el error de no haberse enterado de lo que estaba pasando». «Muy bien -dijo- han dimitido, pero no creo que nadie les esté acusando de llevarse dinero».

La secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, subrayó que la petición fiscal se ha conocido justo cuando el PP está inmerso en el 'caso Barberá', y lamentó que Chaves y Griñan estén sufriendo la pena de banquillo. «La Justicia debiera de ser mucho más ágil, en todos los casos vinculados con corrupción».

Por su parte, la defensa de Griñán cargó contra la Fiscalía Anticorrupción y tildó de «chapuza» su escrito de calificación al no tener «soporte ni sustento ninguno» ya que se ha ignorado la jurisprudencia del Tribunal Supremo.