La Rioja

Feijóo dice que gobernará «con el voto de los ciudadanos» y solo si gana

El candidato a la Presidencia de la Xunta de Galicia por el PPdeG, Alberto Núñez Feijóo.
El candidato a la Presidencia de la Xunta de Galicia por el PPdeG, Alberto Núñez Feijóo. / Efe
  • Advierte que tener un presidente que "pierde las elecciones" sería "bajar a segunda" para Galicia

El candidato del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha garantizado que él solo gobernará tras el 25-S si gana las elecciones y "con el voto de los ciudadanos". "Yo voy a gobernar con el voto de los ciudadanos, no con los nacionalistas o con los de Podemos. Y si no tenemos el voto, entenderé el mensaje de Galicia", ha prometido, en un mitin en el que ha reaparecido el expresidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán.

En un centro cultural cambadés, en un acto con 300 sillas, que se fueron llenando antes de que el candidato entrase en el recinto, Feijóo ha reiterado su compromiso de agotar la legislatura. "Empezar la legislatura en septiembre de 2016 y acabar en septiembre de 2020; ese es el trato", ha aseverado, antes de pedir "una mayoría estable" que evite que "los que se dicen demócratas" impidan gobernar al PPdeG.

"Yo pido un voto para hacer un pacto con los votantes; los políticos no pueden ir contra el voto de la gente, hay que hacer lo que dice la gente, ese era el trato, esa era la democracia", ha advertido, antes de pedir el voto "para servir a Galicia" y de lanzar una advertencia en clave futbolística: tener un presidente "que gana" supone para la comunidad estar "en primera división".

"Si tiene uno que pierde las elecciones es bajar a segunda división y Galicia es de primera división", ha añadido Feijóo, quien ha llamado a la unidad y ha insistido en que gobernará "desde el minuto uno". Enfrente, ha advertido que la alternativa son "cuatro partidos" que no podrían aplicar un programa y gobernar porque "no son capaces de llegar a un acuerdo".

De nuevo, ha agitado el fantasma de la situación política estatal, "un enredo" que no sabe "cómo acabará". "No es fácil dar la cara por un partido en los momentos que vivimos. Comprendo el cansancio, el hastío y que haya gente que se pregunte para qué vamos a votar si no nos hacen caso y no nos dejan gobernar, pero en Galicia hay elecciones porque toca y hay que ir a votar", ha pedido.

Además de reivindicar su gestión y los logros en O Salnés, el candidato popular ha apelado al voto del "sí" para el 25 de septiembre replicar al "no y qué parte del 'no' no entiende" del socialista Pedro Sánchez con un "sí y qué parte del sí no entiende". "Os pedimos una excepción", ha pedido un Feijóo que se siente "capacitado" para "seguir trabajando" por Galicia, a la que se "debe" y a la que prometido dedicar "todas sus energías" los próximos cuatro años.

Igualmente, ha insistido en que a él lo elegirán presidente "los gallegos", como lo eligieron candidato "sus compañeros de partido" y no dirigentes estatales. Tampoco se ha olvidado de enviar un mensaje a los nacionalistas, a los que ha trasladado que los gallegos ya están "autodeterminados" desde "hace tiempo", y ha reclamado apoyo para que Galicia "no quede adaptada".

Reaparición de un Louzán investigado

Encargado de arrancar el acto, el portavoz local del PP en Cambados, Luis Aragunde, ha criticado con dureza la gestión del gobierno local, con el PSOE al frente. Al igual que José Luis Cores Tourís, el dirigente local ha destacado la inversión del Gobierno de Feijóo en Cambados, pero sobre todo ha ensalzado la figura de Rafael Louzán, que fue protagonista del acto, junto con el candidato.

Louzán, investigado en dos causas judiciales, y actual presidente de la Federación Gallega de Fútbol, se había desligado de la política desde que dejó las riendas del PP de Pontevedra en manos de Alfonso Rueda, pero acudió a este acto en la comarca de donde es oriundo, como también lo hizo Telmo Martín.

"¡Echamos de menos a Rafa Louzán!", ha proclamado Cores Tourís, antes de pedir un aplauso para él. Feijóo, que acababa de llegar, ha preguntado a los dirigentes que tenía sentados al lado, entre los que se encontraba el presidente del PP pontevedrés, Alfonso Rueda: "¿Está Rafa aquí?" y lo ha saludado efusivamente.

Precisamente, en su turno de intervención, Rueda se ha sumado a los reconocimientos a Louzán cuya "herencia" en el PP de Pontevedra ha reivindicado. Ha destacado la "humildad" de su antecesor al frente de la formación provincial y ha subrayado que el PP le debe "todo lo que es".

En un "minuto de prórroga" y pese a que su intervención no estaba prevista, Louzán ha subido al escenario y ha proclamado que "basta que lo pida la familia del PP" para que él regrese. Al tiempo, ha pedido el voto para Feijóo, al lado de quien se ha sentado al dejar el atril, porque Galicia "no se merece vivir la catástrofe" de ser gobernada "por quienes no son capaces de gobernarse a sí mismos".

Vendimia, el hijo de Feijóo y dudas sobre la justicia

Además de reivindicar la "herencia" de Louzán, Alfonso Rueda ha aludido al debate de la CRTVG y a la actuación del exmagistrado Luís Villares, candidato de En Marea, para incidir en que "algunas veces a la justicia no hay que tomarla demasiado en serio, viendo como se comportan algunos que la representaban y ahora están en política".

También ha atizado metafóricamente a Villares por "sacar a Beiras a decir burradas" cuando nota "que le falta fuerza". Asimismo, Rueda ha aludido a la futura paternidad de Feijóo, para erigirlo en ejemplo en vida del eslógan "hablar haciendo" y ha recordado que, mientras propugna la necesidad de revitalizar la demografía, ha decidido tener un hijo.

"Es el mejor, lo quieren en toda España y lo tenemos aquí, no podemos dejar escapar cuatro años más de tenerlo como presidente", ha advertido. Por su parte, tanto Cores Tourís, como Louzán y Feijóo, han pedido a los asistentes que movilicen el voto en una comarca en la que la cita con las urnas coincidirá con la vendimia, actividad económica clave.

Aunque haya "vendimia, sueño y lluvia", Louzán ha llamado a acudir a las urnas el 25-S, como también lo hizo Feijóo. "¡Es mejor que vendimiemos nosotros a que nos vendimien ellos!", ha advertido Feijóo, quien ha cerrado el mitin con un "¡Viva Cambados y viva el Albariño!".