La Rioja

La Guardia Civil realiza una batida «específica» al final de la ría de Arosa en busca de Diana

Un grupo de 40 efectivos de la comandancia de la Guardia Civil de A Coruña y del grupo de reserva y seguridad de Pontevedra (GRS) realizaron ayer una batida «específica» en una zona ubicada entre Taragoña y Boiro, al final de la ría de Arosa, en el municipio coruñés de Rianxo, en búsqueda de la joven Diana Quer.

Así lo reveló ayer el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, en el cuartel de Noia, a donde viajó para seguir de cerca las pesquisas. Señaló que «los datos que se van consiguiendo» hacen «oportuno» buscar «en esa zona», sin dar más detalles pero aportando información sobre una localización concreta, pese a que el caso sigue bajo secreto.

«La Guardia Civil no ha abandonado absolutamente ninguna hipótesis y, mientras no se haya esclarecido el caso, no dejará de seguir investigando», aseguró Fernández de Mesa tras reunirse con los agentes de A Coruña que llevan la investigación de la desaparición, que tuvo lugar el 22 de agosto.

El director general de la Guardia Civil, natural de Ferrol, afirmó que el Grupo Operativo Tecnológico de la Guardia Civil ha estado revisando las cámaras situadas en diversas zonas de A Pobra do Caramiñal y la información de las antenas telefónicas, ya que «sin esas pruebas que se están practicando, sin esos equipos técnicos que están trabajando en esa labor, sería imposible avanzar en la investigación».

También recordó que se trata de «un caso complejo», «como lo son todas las desapariciones». «Ésta es especialmente por las circunstancias que la rodean», señaló Fernández de Mesa para incidir en que «todos aquellos que están involucrados son conscientes de la repercusión mediática y de la necesidad de extremar al máximo la discreción».

Preguntado sobre la posibilidad de que la Guardia Civil investigue a algún sospechoso, dejó claro que «no tiene ningún dato» para que se pueda hablar de esto. «Si hubiera algún perfil y pudiera decir algo sería una imprudencia absoluta», dijo.