La Rioja

El Ejecutivo espera que el 25-S desbloquee la investidura

  • Sáenz de Santamaría confía en que el PSOE «reflexione» tras los comicios vascos y gallegos y se «mueva»

Madrid. El primer fin de semana de campaña electoral en el País Vasco y Galicia marca el 'impasse' de quince días en el que los partidos no se moverán de sus posiciones en el panorama nacional. El PP se adentra en estos comicios en una batalla de la que cree que podría salir favorecido, especialmente si su candidato gallego, Alberto Núñez Feijóo, alcanza la mayoría absoluta. Además, los populares confían, como puso ayer de manifiesto el Gobierno, en que los resultados, en principio poco halagüeños para el PSOE, conduzcan a los socialistas a la reflexión y al desbloqueo de la investidura.

«Está visto que el hecho de que no haya Gobierno y llevemos ocho meses en funciones, a algunos no les mueve, así que si el resultado de estas elecciones les mueve a desbloquear la situación y a evitar unas terceras elecciones, bienvenido sea», confesó la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

En el imaginario de los partidos, el 25 de septiembre se ha convertido en el punto de inflexión para las negociaciones sobre la formación del Gobierno. Será entonces cuando Mariano Rajoy vuelva a ponerse en contacto con Pedro Sánchez para sondear, de nuevo, su disposición a un acuerdo, aunque sea mínimo.

La secretaria general del PP reconoce que hasta ese día queda prácticamente descartado cualquier acercamiento real. «No es fácil en periodo electoral hablar de pactos entre partidos», apuntó María Dolores de Cospedal.

Con ese calendario trabajan también en el entorno más cercano a Rajoy. Su equipo se ha marcado el 15 de octubre, aproximadamente, como fecha límite para despejar el tablero de juego. Si para entonces no hay posibilidades de investidura por parte de ningún candidato, los partidos deberían negociar una reforma de la ley electoral que impida que las terceras elecciones se convoquen el día de Navidad.