La Rioja

El juez Velasco debe decidir si alarga la prisión de Granados tras cumplirse dos años

El juez del 'caso Púnica', Eloy Velasco, revisará en una vista el próximo 5 de octubre la prisión provisional del exconsejero madrileño del PP Francisco Granados, que cumplirá entonces dos años desde su ingreso en el centro penitenciario de Estremera (Madrid).

En la vista, la Fiscalía y el abogado de Granados expondrán sus argumentos para prorrogar o no la prisión del exalcalde de Valdemoro (Madrid), que se podría alargar hasta cuatro años si todavía existiera riesgo de fuga, de destrucción de pruebas o de influir sobre testigos.

El pasado julio, la Audiencia Nacional negó la libertad al exconsejero en vista de que, como cabecilla de la trama 'Púnica', se valió de sus cargos para crear una «cadena de deleznable de favores» dedicada a obtener «cuantiosos beneficios», fomentando así «detestables actitudes corruptas». La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal confirmó entonces la decisión de Velasco de denegar su salida de prisión, donde permanece desde que fue detenido el 30 de octubre de 2014.

«Graves indicios»

La sala recordaba en ese escrito que contra Granados hay «graves indicios» de que cometió delitos de integración en organización criminal, fiscales, blanqueo, falsificación, tráfico de influencias, cohecho, malversación y prevaricación por su papel en la trama de corrupción 'Púnica', que conllevan penas muy elevadas.

Estos «serios indicios» de criminalidad apuntan a que Granados, decían los jueces, «durante muchos años se ha valido de los diversos cargos públicos que ha ostentado en el ámbito local y autonómico para crear una cadena deleznable de favores y conductas impropias de un buen gestor público».

Todo ello a favor de una trama «presuntamente dedicada a mover voluntades con fines de obtención de cuantiosos beneficios ilegales en la contratación pública amañada y en la espuria calificación de terrenos». El dinero que obtenía la red, agregaba la sección, se trasladaba luego a paraísos fiscales, lo que perjudicaba al erario público.

En la causa hay una pieza secreta referida a la supuesta financiación irregular al PP de Madrid que podría influir en la decisión de alargar la prisión de Granados.