La Rioja

PSOE y Podemos insisten en que De Guindos comparezca

  • Sánchez considera que «la renuncia pone de manifiesto lo inmoral de la propuesta» e Iglesias acusa al Gobierno de indecente

Madrid. La renuncia de José Manuel Soria a ocupar un puesto directivo en el Banco Mundial no es suficiente para PSOE y Unidos Podemos. Ambas fuerzas políticas anunciaron ayer que mantendrán la petición de comparecencia que presentaron de forma conjunta para que Luis de Guindos ofrezca explicaciones en el Congreso.

Según justificó la socialista Meritxell Batet, el paso atrás dado por el exministro de Industria «no elude la responsabilidad de quienes lo nombraron», ni tampoco «las mentiras» con las que, según la dirigente del PSOE, se ha intentado maquillar la operación. «Este nombramiento no respondía a un concurso público entre funcionarios, no hacía falta ser funcionario, de hecho, ni se produjo ese concurso ni fue público», censuró Batet. A través de Twitter, Pedro Sánchez sentenció que «la renuncia pone de manifiesto lo inmoral de la propuesta».

En la misma línea que el PSOE se expresó Unidos Podemos, para quien el ministro de Economía debe aclarar ante la Cámara baja el por qué de la candidatura de Soria. Según denunció Pablo Iglesias, «un Gobierno decente nunca habría permitido este nombramiento». «Soria renuncia al enchufe en el Banco Mundial. Buena noticia, aunque no lo haga menos escandaloso», afirmó a su vez Alberto Garzón también en las redes sociales.

Ciudadanos también se ha mostrado muy crítico a lo largo de los últimos días con el intentó de sentar a Soria en el organismo internacional. Este martes, Rivera lamentó que el Ejecutivo de Mariano Rajoy «confunda España con su partido».

Desde el PP su portavoz parlamentario, Rafael Hernando, agradeció su renuncia exministro. En cualquier caso, Hernando recordó que Soria cumplía con los requisitos para el puesto en el Banco Mundial. «No es una designación a dedo como en el pasado fueron otras. Éste es un ejemplo claro de lo que no son puertas giratorias», defendió.