La Rioja

El PDC deberá volver a cambiar el nombre

El presidente de la Generalitat, Artur Mas.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas. / Efe
  • Interior prohíbe la inscripción de la antigua Convergència por similitud con otros partidos. "Nos quieren destruir", dice Mas

La antigua Convergència no acaba de arranca con buen pie. Si la militancia ya obligó a la cúpula a cambiar el nuevo nombre y finalmente se optó por el que eligieron los asociados del partido, al margen del que quería la dirección, un nuevo contratiempo obligará a la sucesora de CDC a volver a modificar las siglas. El Ministerio del Interior ha prohibido la inscripción del Partit Demòcrata Català, con el argumento de que esa denominación puede incurrir en alguna confusión con otro partido y por tanto las palabras demòcrata y català no pueden utilizarse, según ha señalado la dirección del PDC esta mañana. Tras la elección de las siglas PDC, en el pasado de mes de julio, la formación Demòcrates de Catalunya, partido que surgió como una escisión de Unió, ya denunció a sus compañeros en Junts pel Sí por copiarles el nombre.

Los dirigentes del PDC han denunciado esta mañana una campaña del Estado para atacar al soberanismo y como una “operación política del Ministerio del Interior”, que los exconvergentes han situado en el contexto del proceso independentista y que a su juicio ya tuvo un primer capítulo cuando los nacionalistas catalanes se quedaron sin grupo propio en el Congreso. “No nos quieren ni en pintura”, ha afirmado el presidente del partido, Artur Mas. “No nos quieren inscribir como partido con mil excusas”, ha añadido. “Nos quieren destruir porque lo que representamos es clave para que Cataluña sea un Estado”, ha rematado. Según los exconvergentes, el Gobierno español quiere “ilegalizarles” y les ha ha amenazado con la ley de partidos por poner en el preámbulo de los estatutos de la formación el objetivo de la independencia. Mas ha hecho una llamada a la ciudadanía para que salga en su apoyo.