La Rioja

Ciudadanos deja el copago en manos de las autonomías

  • La formación de Rivera garantizará con fondos estatales «unos servicios básicos universales, gratuitos y de calidad»

madrid. Ciudadanos se vio obligado ayer a salir al paso de la avalancha de críticas que ha recibido después de darse a conocer que su programa contempla la posibilidad de aplicar el copago a sectores como la educación y la sanidad.

El encargado de aclarar la propuesta fue Luis Garicano, responsable económico de la formación y mano derecha de Albert Rivera. En una rueda de prensa convocada de urgencia, el que se convertirá en próximo ministro de Economía en caso de que la formación naranja gane las generales quiso dejar claro que Ciudadanos apuesta por una educación y sanidad universales, gratuitas y de calidad. Según manifestó el economista, la intención de su partido es homogeneizar estos servicios básicos para que todos los españoles tengan idéntico acceso a ellos, algo que, destacó Garicano, no se da en la actualidad. Para lograr este objetivo, Ciudadanos plantea que el Estado central provea un fondo común con el que sufragará una oferta básica que será idéntica para todas las comunidades autónomas.

Otra cosa será que cada autonomía quiera aumentar esa cartera educativa y sanitaria común, un extra que ya correrá a cargo de las arcas regionales. Garicano insistió en que la apuesta de la formación naranja es que cualquier gasto añadido sea sufragado por las comunidades a través de los impuestos. No obstante, dejó abierta la puerta al copago al afirmar que en última instancia serán las comunidades las que decidan la forma en que financian sus servicios, ya que se trata de competencias transferidas.

El punto flaco en las explicaciones ofrecidas por el responsable de economía de Ciudadanos es que no supo o no pudo detallar en qué consistirán esos servicios básicos comunes. Es decir, hasta qué punto cubrirá el Estado central la educación y la sanidad común para todos los españoles. Luis Garicano tan sólo señaló que la prioridad será la calidad.

Pese a las explicaciones de Garicano, ya ha quedado de manifiesto que el copago ha abierto un flanco débil en Ciudadanos que algunos de sus adversarios políticos no han esperado para atacar. Tanto Pedro Sánchez como Pablo Iglesias acusaron ayer al partido naranja de defender un ultraliberalismo económico idéntico al que aplica el PP desde el Gobierno. «La fórmula 'Rivera' es igual que la 'fórmula Rajoy': recortes y más desigualdad», señaló el secretario general socialista.