Dos visitas al año evitan sustos

Un ordenador ayuda al equilibrado de las ruedas de un vehículo/Fernando Díaz
Un ordenador ayuda al equilibrado de las ruedas de un vehículo / Fernando Díaz

Las revisiones del vehículo son la mejor medida de seguridad

L.R.M.LOGROÑO

En Neumáticos Sáenz llevan 85 años revisando los vehículos de los logroñeses. Al principio con dedicación exclusiva a los neumáticos, pero ahora con un servicio integral que se orienta también a la labores de mantenimiento de los vehículos.

Más información

Como expertos en la materia, y ahora que llega el verano y con él la época de más desplazamientos del año, en Neumático Sáenz recomiendan poner el vehículo en manos de un profesional para que «nos diga que todo está bien y que no hace falta hacerle nada. Esa sería la mejor noticia, pero no siempre ocurre. Como todos no tenemos porqué saber de neumáticos, aceite, amortiguación... dejemos que sea un profesional quien lo diga. Si nosotros tratamos de diagnosticar el estado de los neumáticos, por ejemplo, igual simplemente miramos la presión y si el dibujo tiene la profundidad legal (1,6 mm), pero no nos damos cuenta de que está desgastandose de forma irregular porque las ruedas están mal alineadas... a un profesional eso no se le escapa y pone rápida y sencilla solución», explica Javier Sáenz, respondable de Neumáticos Sáenz.

Falta de pedagogía

Aunque ahora Neumáticos Sáenz ofrece un servicio integral de mantenimiento del vehículo, las ruedas han sido y siguen siendo su principal dedicación y Javier Sáenz denuncia una falta de pedagogía a la hora de valorar el neumático: «Todo el mundo sabe que tiene que cambiar el aceite cada equis kilómetros pero sabe muy poco de las ruedas de su coche. Cuando compras un vehículo te hablan del mantenimiento pero nadie pregunta ni, lo que es peor, ningún comprador informa de los neumáticos que lleva el vehículo. Muchas veces deberían informar que pasar de una llanta a otra puede suponer luego un importante incremento del precio de cada neumático».

Es él quien también señala los puntos mínimos que deben ser revisados cuando un vehículo entra al taller: «Neumáticos, aceite, frenos, amortiguación, baterías, escapes, estado general y en esta época más que nunca, la climatización del vehículo». Lo normal es que si se hace un correcto mantenimiento del vehículo, en la revisión -que no tiene por que ser cara-no se descubra nada raro y el vehículo esté en la calle de forma casi inmediata.

Esas dos visitas se deberían hacer antes de comenzar las dos estaciones más extremas del año porque el nivel de exigencia a nuestro coche va a ser mayor. En invierno «porque es cuando, previsiblemente, el vehículo se va a enfrentar a unas peores condiciones de adherencia, y en verano porque la lógica nos dice que es cuando vamos a hacer los desplazamientos más largos con nuestros vehículos».

Pero Javier Sáenz recomienda una visita ante la mínima anomalía descubierta. Por ejemplo si notamos que el coche en una rotonda «puede ser síntoma de que el neumático debe ser cambiado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos