Seat prefiere tomarse su tiempo

Seat prefiere tomarse su tiempo

La compañía pospone el anuncio del nombre de su nuevo SUV por la situación política catalana

LLa empresa automovilística Seat, con sede en la localidad catalana de Martorell (Barcelona), ha pospuesto la fecha en la que hará público el nombre de su nuevo SUV (todoterreno urbano) que lanzará en 2018 por considerar que no es el mejor momento dada la tensión política que se vive en Cataluña por el desafío independentista.

La compañía tenía previsto dar a conocer el nombre del nuevo vehículo no más tarde del 15 de octubre y, de momento, no ha comunicado el momento en que lo hará ni qué formato se adoptará para realizar el anuncio, según fuentes de la marca española, pero sí que ha reconocido que aún pasará un tiempo antes de hacerlo público.

«La situación política actual nos ha llevado a posponer el anuncio, así como otras actividades de mercadotecnia y de comunicación. Esperamos poder comunicarlo lo antes posible», ha asegurado la marca, estrechamente vinculada a Cataluña.

Seat tenía previsto dar el nombre del nuevo modelo antes del 15 de octubre.

Entre los cuatro finalistas está Tarraco, nombre romano de Tarragona.

En principio, la compañía automovilística, filial del grupo Volkswagen, planeaba dar al anuncio un realce informativo de primer nivel, pero los acontecimientos políticos de las últimas semanas y días han provocado un cambio de planes.

El nuevo SUV de Seat llevará por primera vez un nombre elegido por votación popular tras un concurso en el que han participado miles de personas. Primero entre las propuestas del público se eligieron nueve ( Abrera, Alborán, Arán, Aranda, Ávila, Donosti, Tarifa, Tarraco y Teide) y posteriormente se hizo una nueva criba, y ahora han llegado a la última fase cuatro propuestas finalistas: Alborán, Aranda, Ávila, y Tarraco (nombre romano de la localidad catalana de Tarragona).

El presidente de la compañía, Luca de Meo, anunció los cuatro finalistas en el Salón del Automóvil de Frankfurt el 12 de septiembre, y a partir de esa fecha y hasta el 25 de septiembre estuvo abierto el proceso de votación pública para elegir al candidato favorito, por lo que el anuncio del nombre final ya sólo depende de que se encuentre una fecha adecuada.

En total, la compañía ha recibido 10.130 propuestas de topónimos de la geografía española (de 133.000 participantes) para bautizar a su nuevo SUV, que será de grandes dimensiones, por encima del Ateca, lanzado al mercado el año pasado y que mereció el galardón de Coche del Año a los pocos meses de llegar a los concesionarios españoles.

Fotos

Vídeos