En la rampa de lanzamiento

Uno de los primeros Clase S que sale de la planta alemana. / L.R.M.

Ya ha comenzado la producción del nuevo Mercedes Clase S

L.R.M.

El fabricante alemán de vehículos Mercedes-Benz, del grupo Daimler, ha iniciado la fabricación en su planta de Sindelfingen de la nueva Clase S, que incorpora tecnología de conducción autónoma, según informó la empresa en un comunicado, y que avanza que los cambios responden más a una actualización tecnológica que estética

La firma indicó que la primera unidad del nuevo Clase S que salió de la línea de montaje de este centro fue un S 560 4Matic que incorporaba tecnología de conducción autónoma y que circuló en modo automático durante 1,5 kilómetros hasta situarse en la zona de carga de la fábrica.

Entre las novedades del modelo destaca el sistema 'Intelligent Drive' que supone un paso previo a la consecución de la buscada conducción autónoma y además, llega también una nueva generación de motores Mercedes-Benz que garantizan la fiabilidad del nuevo modelo de la estrella plateada.

Los cambios responden más a una renovación tecnológica que estética

El sistema 'Intelligent Drive' supone un paso previo de Mercedes hacia la conducción autónoma

El responsable de Producción y Cadena de Suministro de Mercedes-Benz Cars, Markus Schäfer, afirmó que este vehículo establece nuevos estándares mundiales en términos de seguridad, confort, conectividad y está en el camino hacia la conducción autónoma.

«El trayecto independiente del Clase S desde la línea de producción hasta el área de carga de la planta muestra el futuro de cómo seremos capaces de usar los sistemas de asistencia a la conducción en producción», aseguró.

Fotos

Vídeos