El Polo impone los tiempos y plazos

El nuevo Polo lleva ya varios meses en el mercado. :: L.R.M./
El nuevo Polo lleva ya varios meses en el mercado. :: L.R.M.

Volkswagen Navarra reducirá un 15,7% su producción este año debido a la llegada del nuevo PoloPOLO

La planta de Volkswagen Navarra, situada en Pamplona, fabricará un 15,7 por ciento menos de vehículos este año debido a la adaptación de la fábrica a la llegada del nuevo Volkswagen Polo, con el que en la planta prevé cerrar una producción de 250.000 unidades para este año.

El director de Producción de la planta, Miguel Ángel Grijalba, en un encuentro con la prensa española, ha señalado que de la sexta generación del Polo, fabricado en la comunidad navarra para todo el mundo y que comparte plataforma MQB con otros modelos, se fabricarán 1.408 unidades por día, de las que se exportará más de un 90%.

«Comparte plataforma con el Seat Ibiza, con el Skoda Fabia y con el Audi A1. Con esta plataforma adoptamos un proceso mucho más productivo y posibilita dar un salto tecnológico», ha indicado Grijalba.

En la fábrica de Landaben (Navarra), Volkswagen emplea tres turnos y fabrica 1.408 unidades del Polo al día. Los vehículos propulsados por diésel se encuentran aún en lanzamiento y las ventas al mercado español suponen el 15 por ciento.

Desde el pasado 17 de julio se inició la producción del nuevo Polo en este centro, en el que la corporación alemana ha realizado inversiones por importe de 1.000 millones de euros desde 2015 hasta 2019.

Nuevo modelo

Por otro lado, el presidente de Volkswagen Navarra, Emilio Saenz, ha señalado que a finales de 2018 o principios de 2019 se comenzará a producir en las instalaciones españolas un nuevo modelo, que supondrá un aumento del 10 por ciento de la plantilla, con unos 400 trabajadores. En la actualidad la factoría de Landaben cuenta con más de 4.800 operarios.

La previsión de la compañía es que la fábrica de Landaben alcance un volumen productivo de unas 300.000 unidades durante el año próximo, lo que supondrá un incremento del 20 por ciento, mientras que para 2019 la estimación es llegar a 350.000 unidades, un 40% más que en 2017 y un 17% más que en 2018.

Igualmente, Grijalba ha destacado que el la sexta generación del Polo no contará, de momento, con una versión propulsada por motor eléctrico, «una asignatura pendiente» para la compañía. Sí lo hará con una variante impulsada por gas natural comprimido.

Desde su inicio, en 1965, la fábrica de Volkswagen en Navarra, con capacidad de producción de 350.000 vehículos al año, ha producido más de ocho millones de automóviles, exportados a más de 50 países. La instalación tiene una superficie de 1,63 millones de metros cuadrados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos