Las pasión por la deportividad del 4C

El 4C Spider conjuga  la belleza de su diseño con la potencia de su motor. /  L.R.M.
El 4C Spider conjuga la belleza de su diseño con la potencia de su motor. / L.R.M.

El modelo de Alfa Romeo cuida todos los detalles para poder disfrutar de la conducción a cielo abierto4C SPIDER

El 4C Spider ha nacido del más puro espíritu Alfa Romeo: un vehículo único, creado para emocionar al conductor en las pistas y fuera de ellas. El diseño del 4C es un guiño a la historia con claras referencias al inigualable estilo del mítico 33 Stradale: una belleza al servicio de una mecánica potente. Fabricado en la planta de Módena, el Alfa Romeo 4C combina dos excelencias en una: el diseño de Alfa y la producción de Maserati.

Hasta el más mínimo detalle del 4C Spider está concebido para encender la pasión por la deportividad y la conducción a cielo descubierto. Las pinzas de freno Brembo con 4 pistones pequeños están disponibles en 4 colores: gris, negro, amarillo y, por supuesto, rojo. Los faros Bi-Xenon, la barra antivuelco Halo de fibra de carbono (opcional), las tomas de aire laterales de fibra de carbono, los tubos de escape dobles, los asientos deportivos y la carrocería única de fibra de carbono se combinan a la perfección para convertir al 4C Spider en una imponente obra maestra de Alfa Romeo.

El chasis del Alfa Romeo 4C Spider -que pesa solo 73 kg- es un cuerpo en fibra de carbono de una sola pieza. El cárter y los bastidores delantero y trasero están fabricados de aluminio, por lo que combinan solidez con una gran ligereza. La carrocería exterior se fabrica con compuesto SMC, un material de baja densidad que combina su bajo peso (un 20 por ciento más ligero que el acero) con su estabilidad dimensional, comparable a la del acero y superior a la del aluminio.

La transmisión de embrague seco dual TCT Alfa garantiza unos cambios de marcha muy rápidos en todas las condiciones y destaca por su innovadora función Launch Control, que optimiza los sistemas del automóvil y aprovecha toda la aceleración disponible.

Motor de 240 CV

El motor de gasolina 1750 Turbo con cuatro cilindros, inyección directa y 176 kW (240 CV) de potencia, fabricado totalmente en aluminio, ofrece unas extraordinarias prestaciones con un par máximo de 350 Nm, que está disponible en un 80 por ciento a tan sólo 1700 rpm. El Alfa Romeo 4C ofrece una velocidad máxima que sobrepasa los 250 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos: unos resultados admirables.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos