La Rioja

Hyundai Kona, una moda imparable

Hyundai Kona, una moda imparable
  • Con un diseño más vanguardista, el nuevo SUV del segmento B ofrece lo último en conectividad y sistemas de seguridad

Empieza a ser extraño el fabricante que no tiene un SUV compacto en su gama. El crecimiento de este tipo de vehículos es un hecho gracias a sus buenas aptitudes todoterreno, sus dimensiones recortadas pero con un gran aprovechamiento del espacio interior y la incorporación de los últimos sistemas de conectividad y sistemas de seguridad de ayuda al conductor. El Kona de Hyundai es el último ejemplo.

De esta forma, la marca amplía su familia de todoterreno a cuatro modelos con la próxima llegada del Kona, que se suma a los ya conocidos y de mayor tamaño Grand Santa Fe, Santa Fe y Tucson. A pesar de un tamaño de poco más de 4,16 metros de longitud, el nuevo SUV se caracteriza por su diseño audaz y equipa lo último en conectividad y sistemas de asistencia al conductor. Puede montar tracción a las cuatro ruedas, cambio automático de doble embrague y una completa gama de motores de gasolina y diésel.

Apariencia robusta

El diseño vanguardista del frontal se acentúa por la anchura del vehículo (1,80 metros), con un estilo llamativo y la ventaja de que al ir las ruedas colocadas más en las esquinas se obtiene una mayor distancia entre ejes (2,60 metros) y por tanto más espacio y habitabilidad para los pasajeros. Como ya es una constante, el techo puede ir pintado en un tono distinto al resto de la carrocería y con la posibilidad de elegir entre diez colores para una completa personalización. Con esa gran anchura y una altura de solo 1.550 milímetros, la apariencia del Kona en carretera es robusta. Además, se puede equipar en opción con llantas de aleación de dos tonos de 17 y 18 pulgadas, aparte de las de 16 que monta de serie.

El frontal del Kona adopta la nueva identidad de diseño de la familia Hyundai, con la parrilla en forma de cascada. En línea con el estilo más actual, los grupos ópticos separados en la parte delantera son de led, con los faros delanteros que proyectan una potente capacidad lumínica y las luces de visión diurna colocadas sobre los faros. El diseño exterior aporta marcadas protecciones, combinado con superficies suaves y detalles cromados en mate como los adornos que enmarcan las luces antiniebla y las entradas de aire inferiores.

Excepto por la calandra delantera que ya es habitual en los nuevos modelos de la marca, el estilo del Kona es bien diferente al de sus hermanos de gama. Los grupos ópticos separados en la parte delantera son de led.

Nuevo diseño

Excepto por la calandra delantera que ya es habitual en los nuevos modelos de la marca, el estilo del Kona es bien diferente al de sus hermanos de gama. Los grupos ópticos separados en la parte delantera son de led.

Visto de perfil, se aprecian los marcados pasos de rueda y unas cortinas de aire en ambos lados del parachoques delantero mejoran la aerodinámica al reducir las turbulencias. La parte trasera refleja el diseño del frontal con un apéndice aerodinámico trasero que integra la tercera luz de freno de led, y también se separa el grupo con los intermitentes y la luz de marcha atrás de las finas luces posteriores de led. Las barras del techo enfatizan el estilo de todoterreno.

En el interior, los diseñadores han optado por superficies suaves en la parte superior del cuadro de instrumentos, para mejorar la sensación al tacto, mientras los diferentes componentes del resto adoptan tonos oscuros para transmitir un carácter más tecnológico y resistente. La marca ofrecerá la posibilidad de elegir entre diferentes colores para los detalles y costuras en combinación tanto de los asientos como en el volante.

El diseño del nuevo Hyundai es llamativo, con el techo en distinto tono que el resto de la carrocería. La parte trasera lleva un apéndice aerodinámico trasero y también se separan los intermitentes y la luz de marcha atrás de los pilotos de led.

Imagen actual

El diseño del nuevo Hyundai es llamativo, con el techo en distinto tono que el resto de la carrocería. La parte trasera lleva un apéndice aerodinámico trasero y también se separan los intermitentes y la luz de marcha atrás de los pilotos de led.

Los tonos son muy llamativos (naranja, lima y rojo) y adornan las rejillas de ventilación y de la palanca de cambios, el anillo del botón de arranque y las costuras de los asientos y el volante, disponibles con cinturones de seguridad en color, así como con los tiradores interiores de las puertas y los radios del volante en negro brillante. El volante va forrado en piel semiperforada.

El maletero admite una capacidad de 361 litros (VDA 211) y gracias a que los asientos traseros son plegables en mitades asimétricas (60:40) se pueden transportar bultos de mayor tamaño; con los asientos traseros abatidos, el Kona ofrece 1.143 litros de capacidad. Además, se han integrado bandejas de almacenamiento y portabotellas de 1,5 litros en las puertas. El espacio para las piernas en los asientos delanteros es amplio (1.054 mm) y de 880 mm para los pasajeros de la parte trasera.

Como en sus hermanos mayores, hay disponible una pantalla flotante de navegación de 8 pulgadas, táctil, que integra todas las características del navegador, medios y conectividad. Los controles del sistema de climatización y temperatura se colocan en la consola central para un manejo más sencillo a través de los diales. También incorpora Apple CarPlay y Android Auto para conectar los dispositivos móviles y se incluye una suscripción gratuita de siete años a los servicios de Live, que ofrece información actualizada en tiempo real de servicios meteorológicos, de tráfico y de velocidad, además de búsquedas en línea de puntos de interés.

Desde el lanzamiento, la gama de motores del Kona incluye dos propulsores de gasolina con turbo. El menos potente es el compacto 1.0 T-GDI con cambio manual de seis velocidades y 120 CV, cuyo consumo de combustible combinado es de 5,3 l/100 km que corresponde a unas emisiones de CO2 de 117 g/km (a falta de homologación). La otra variante es el potente 1.6 T-GDI con 177 CV que viene asociado a la caja de cambios automática de doble embrague de siete velocidades y tracción total.

El interior del Kona en el caso de las versiones superiores poco tiene que envidiar al de sus hermanos mayores, con un equipamiento muy completo y una gran pantalla en la consola central.

Buena presentación

El interior del Kona en el caso de las versiones superiores poco tiene que envidiar al de sus hermanos mayores, con un equipamiento muy completo y una gran pantalla en la consola central.

Para el verano del año que viene la gama se ampliará con el lanzamiento de un turbodiésel de 1.6 litros de nuevo desarrollo, con dos niveles de potencia. La versión estándar de 115 CV con tracción delantera y caja de cambios manual de seis velocidades y uno más potente de 136 caballos combinado con una transmisión de doble embrague 7DCT, tanto con tracción delantera como a las cuatro ruedas. La tracción integral permite a los conductores afrontar con eficacia cualquier situación, al repartir hasta el 50 % del par hacia el eje trasero.

El nuevo Kona se beneficia de una rigidez superior gracias a la mayor aplicación de acero de alta resistencia, lo que provoca además una superior protección a los pasajeros en caso de choque. Hyundai es fabricante de su propio acero para la producción global de todos los modelos y esta nueva estructura ligera mejora el rendimiento en carretera. En el interior, hay airbags frontales, laterales y de cortina más otro más que protege las rodillas.

La lista de los dispositivos de seguridad incluye un sistema de frenado autónomo de emergencia con detección de peatones, detector de ángulo muerto, alerta de tráfico trasero, asistente de mantenimiento de carril, alerta de atención del conductor, luces estáticas en curva y luz de carretera inteligente.

En el equipamiento hay detalles propios de turismos de categoría superior, como el volante térmico, arranque por botón, asientos con ajuste eléctrico y ventilados, recarga del móvil inalámbrica y un sistema de sonido de la marca Krell con ocho altavoces. Por primera vez en un Hyundai se ofrece la pantalla head-up display, que proyecta información sobre la línea de visión del conductor y muestra la velocidad, navegación y el nivel de combustible, así como las advertencias relacionadas con la seguridad de los sistemas de asistencia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate