Logroño-Madrid-Logroño en coche eléctrico

Logroño-Madrid-Logroño en coche eléctrico

Lo probamos y resolvemos: hoy por hoy -no sin ciertos problemas- ya es posible ir y volver entre Logroño y Madrid con un coche de batería

JAVIER GALILEA Logroño

Con 20 millones de euros presupuestados, el plan Movalt ha agitado de nuevo la venta de vehículos eléctricos y de gas. Si estás pensando en romper con la gasolina o el gasoil, este es el momento porque los precios, ayudan. Para demostrar el movimiento, hemos puesto a prueba un BMW eléctrico de autonomía extendida en un trayecto Logroño-Madrid-Logroño. Y sí, se puede, aunque con cierta cautela.

El cielo está sucio, llueve menos que nunca, hace un calor de mil demonios cuando debería refrescar... algo está pasando. Y si bien solo el 15% de las emisiones de gases contaminantes y partículas sólidas en suspensión tienen su origen en el automóvil particular, algo se puede hacer para colaborar en poner freno a este anormal panorama.

Descentralizar las emisiones que salen por el tubo de escape en favor de las que se concentran en los puntos de generación de energía (centrales térmicas que pueden trabajar sobre el purificado de sus humos, por ejemplo), es una de las soluciones que colaborarían en el arreglo de nuestro maltrecho tejado. Y para conseguirlo, la totalidad de marcas de automóviles tienen alguna solución. Unas se centran en llevar al extremo la eficiencia del método tradicional, como Mazda, ahí nadie se plantea nada que no sea la gasolina. Otras han dejado de vender motores diésel (Lexus), de desarrollarlos (Volvo), de comercializarlos en ciertos modelos (grandes como PSA y Opel, pero también pequeñas como Subaru), o han elegido pelear hasta el final, aunque la legislación a veces se cruce.

¿Y un eléctrico?

De Yagüe a Varea, hay apenas 7 kms. De la bodega de Muga a la de Ramón Bilbao en Haro, no hay más de tres. Entre el polígono de Tejerías en Calahorra al hospital, Google indica cinco por el lado más largo. Así que con autonomías de entre 120 y 300 kms. que ofrecen los eléctricos, ¿podría encajar un coche de batería en nuestra comunidad? Después de hacer el experimento durante una semana a bordo del BMW i3 en su última evolución con batería de 94Ah, la respuesta es sí.

Con 170 CV, el auto acelera como un relámpago, alcanza y mantiene velocidades idénticas a la de cualquier otro BMW igual de potente. En circunstancias tales, usándolo en las antípodas de la moderación con el pie derecho, la autonomía ronda los 110 kms. Nada mal porque se trata de conducir exactamente de la otra forma: con suavidad y anticipación. Y ahí, con el programa EcoPro activado (con un aporte suave de potencia y limitación de 90km/h), el indicador con batería totalmente cargada (para hacerse la cuenta, 1€ de luz para cada 100 km, en un enchufe corriente con tarifa nocturna), se puede salir con 300 kms de autonomía, y ganarle algún que otro más utilizando su prestación de freno motor.

Comprobado que el consumo mínimo en el ordenador se podía mantener alrededor de los 11kWh acelerando lo mínimo cuesta arriba y ganando velocidad con pendientes hacia abajo, decidimos poner rumbo durante un día a Madrid, ida y vuelta. Un trayecto bastante corriente y que podría servir como prueba para enfrentarse a la clásica pregunta: ¿Podría llegar a algún punto a unas tres horas en caso de urgencia o necesidad?

Siempre cargado

Ahora viene cuando levantamos las cartas y hay pares. Este i3 tiene dos motores: el eléctrico mencionado, de 125 kW o 170 CV, y un propulsor de moto, bicilíndrico, alimentado por un pequeño tanque de gasolina de nueve litros, que sirve para prolongar la carga de la batería, que no cargarla de nuevo. El sobreprecio respecto al i3 normal, asciende aproximadamente a un 15%. Pero permite afrontar cualquiera que sea el trayecto con garantías de al menos, alcanzarlo. Y decimos al menos porque relatar el viaje a Madrid, es la mejor forma de aprender a encararlo.

Saliendo de Logroño hacia Soria, con la batería cargada a tope y el tanque de gasolina cargado hasta la boca, la autonomía en modo EcoPro suma 344 kilómetros: 141 ‘aportados’ por la gasolina, y 213 exclusivamente guardados en la batería: sobrado para saludar a la Cibeles. Hasta Torrecilla todo es felicidad. Pero desde ahí hasta cruzar el túnel de Piqueras, la batería baja del 96%, al 71%. Ese punto marca la posibilidad de forzar al motor de gasolina para que prolongue la carga eléctrica, a costa de mermar su aporte teórico de kilómetros. Como todo es cuesta abajo, pasamos Soria con el 74% de la batería y llegamos a Medinaceli con el 68% y ni una gota de gasolina. De ahí a Madrid, hay 155 kilómetros que no hubiéramos sido capaces de alcanzar, pero aquí está el truco. Nueve litros de super 95 y un café con milhojas, nos ponen de nuevo en carretera con 270 kilómetros totales, sobrados para poder aligerar el ritmo y pasar de unos escuálidos 110 km/h, a superar la velocidad máxima de la vía por los pelos y llegar a la fuente de la Cibeles con 47 kms de autonomía eléctrica y, eso sí, con el indicador de gasolina de nuevo parpadeando. 17kWh de consumo medio. Tres horas y 50 minutos en total. Una media hora más que con un coche convencional a velocidades legales.

Odisea de regreso

Para el regreso, una pequeña odisea: escasos postes rápidos públicos que funcionen, el de cortesía de un concesionario estaba ocupado y el de un parking público solo tenía la toma ‘Tipo 2’ o mennekes, en lugar del ‘CCS’ o combo, favorita de los fabricantes alemanes. Seis horas en un enchufe convencional, y de vuelta con el 92% de la batería y una estrategia distinta: permitir al coche que se gestione solito, sin activar a mano el motor de gasolina. ¿Resultado? Asfixiante. Pasado Guadalajara, falta el 60% de la batería. Solo a partir del 40%, el motor de gasolina se enciende. Pero para mantener 90 km/h, se bebe 7 litros en Medinaceli, y el tanque entero coronando Piqueras. De ahí a Logroño, 5 kms de gasolina y 65 eléctricos. Seis kilómetros de margen que se incrementan en otros cinco entre la Venta de Piqueras y el cruce de Nestares.

¿Se puede? Definitivamente, sí. Pero planificando el itinerario tal y como haría (hacemos) los aficionados al turismo en dos ruedas, buscando puntos de paso y de repostaje para ir siempre que sea posible, con el tanque a tope. Y sobre el enchufe, en cualquier garaje comunitario la legislación favorece su instalación, así que no hay más pega que el coste de instalarlo: entre 500 y 1.200 euros, dependiendo de lo sofisticado que se quiera la base con su contador, y los metros de cable a tirar.

Otras opciones no contaminantes

GNC: AUDI A3 Sportback G-TRON
1

GNC: AUDI A3 Sportback G-TRON

Idéntico a un coche convencional. Se beneficia de una construcción estrenada en el Seat León, con 2 tanques de alta presión para el gas y otro para la gasolina. El GNC tiene un poder calórico más elevado que el de la gasolina, por lo que su motor 1.4 TFSI mantiene las prestaciones originales con autonomía que supera los 1.000 kms. Problema: En La Rioja, no hay una estación de servicio que lo ofrezca. Para hacérselo mirar.

GLP:_ Citroen C· Puretech GLP
2

GLP:_ Citroen C· Puretech GLP

El GLP es la alternativa más real en busca de mejor consumo (-40%), menores emisiones (-30%) y mejor precio del combustible (la mitad que la gasolina), hacen del llamado autogás una opción muy beneficiosa, al menos hasta que la UE vuelva a decidir sobre sus impuestos, congelados hasta 2023, y con una tasa impositiva en España ridícula si se le compara con la gasolina. ¿Andar? Lo mismo que el C3 del que deriva, aunque hay que cambiarle las bujías cada revisión en lugar de cada dos.

Híbrido enchufable: Hyundai Ioniq
3

Híbrido enchufable: Hyundai Ioniq

La única forma de beneficiarse del chollo que supone llevar el distintivo “0” en grandes capitales (parquímetros gratis, paso por zonas restringidas, exención del impuesto de circulación), pasa por tener un enchufe y ofrecer más de 40 kilómetros de autonomía exclusivamente eléctrica. El Ioniq es un coche convencional (cinco puertas, buen maletero) que consigue el mejor distintivo medioambiental a un preciomuy moderado, si se atiende a su reducida competencia (Golf GTE).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos