Una mezcla mortal al volante

Una mezcla mortal al volante

El 43 por ciento de conductores fallecidos en 2016 habían tomado alcohol, drogas o psicofármacos

L.R.M.

El 43 por ciento de los conductores fallecidos en 2016 en accidentes de tráfico, tanto en vías urbanas como interurbanas, dio positivo en las pruebas de alcohol, drogas o psicofármacos, de un total de 589 muestras analizadas por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF). Lo que ofrece el mejor de los ejemplos de que el consumo de este tipo de sustancias tiene una consecuencia mortal, en un gran número de casos, para los imprudentes conductores.

Así se recoge en la Memoria de Tráfico del Instituto, según ha informado recientemente el Ministerio de Justicia en un comunicado, que subraya que estos datos se sitúan en el mismo nivel de 2015 y mantienen la tendencia estable que se registra desde 2013, demostrándose que no se han podido reducir este tipo de hábitos tan poco saludables al volante.

Hombres jóvenes

La Memoria revela que los resultados positivos en el consumo de alcohol, drogas o psicofármacos muestran una clara mayoría de hombres (95%) frente a mujeres.

En cuanto a la franja de edad, el 67 % de conductores fallecidos con presencia de esas sustancias en su organismo tenía entre 25 y 54 años. Predomina el grupo de 45 a 54 años, que suma el 25% de los casos.

En relación con las sustancias consumidas y consideradas de forma individual (sin tener en cuenta las asociaciones entre ellas), en el 29,5% de los casos analizados habían tomado alcohol, mientras que la presencia de drogas se cifra en un 15,5% y la de psicofármacos en un 10,5% de los casos recogidos.

La cocaína y el cannabis son las más drogas más frecuentes, con una presencia en el 48% de los siniestros en los que había estupefacientes presentes.

El estudio también analiza el consumo de estas sustancias por parte de peatones, concluyendo que el 31,7 % de los fallecidos en un atropello daba muestra de haber consumido alguna.

Fotos

Vídeos