Mercedes renueva los Clase S

Las dos nuevas versiones que Mercedes-Benz ha puesto ya a la venta de su Clase S. :: L.R.m./
Las dos nuevas versiones que Mercedes-Benz ha puesto ya a la venta de su Clase S. :: L.R.m.

Novedades tecnológicas y un motor V8 biturbo para los nuevos Coupé y CabrioCLASE S COUPÉ Y CABRIO

Los nuevos Mercedes Clase S Coupé y Cabrio han comenzado a comercializarse en el mercado español e incorporan novedades tecnológicas, además de un nuevo motor V8 biturbo de 469 caballos.

Entre las principales novedades destacan los sistemas de conducción asistida, que otorgan a ambos modelos facilidades para mantener la distancia de seguridad y facilitar la dirección, dando un paso más en la hoja de ruta de la marca para la conducción autónoma.

En cuanto al diseño, su evolución acentúa el cariz deportivo de los automóviles e incrementan su competencia técnica. El coupé y el cabrio de la Clase S incorporan un faldón delantero con splitter frontal cromado y tomas de aire. Los faldones laterales y los embellecedores cromados en la salida doble de escape están remodelados.

La compañía destaca, asimismo, las 66 luces traseras OLED, una innovación que permite transmitir luces homogéneas en todas direcciones en cada piloto trasero, lo que configura un diseño singular tanto de día como de noche.

La incorporación del motor V8 biturbo del modelo S 560 4MATIC Coupé y del S 560 Cabrio, con 469 caballos, permite reducir hasta un 8% el consumo de combustible (8,7 litros por cada 100 km.) con respecto a su antecesor y acelera de 0 a 100 en 4,6 segundos, según destaca la firma. Su disposición disminuye las pérdidas originadas en el ciclo de admisión.

Los modelos también pueden solicitarse con motores que desarrollan potencias de hasta 612 caballos y alcanzan los 100 kilómetros por hora en 3,5 segundos. Es el caso del AMG S 63 4MATIC+, de la clase Coupé, que consume 9,3 litros por cada 100 kilómetros. El modelo AMG S 65 Cabrio, por su parte, tiene una potencia máxima de 630 caballos, acelera de cero a cien en 4,1 segundos y consume hasta 11,9 litros por cada 100 kilómetros.

Mercedes-Benz ofrece la posibilidad de instalar el control de confort 'Energizing', que conecta entre sí los sistemas de confort del vehículo. Combina así regulaciones del aire acondicionado, los asientos y las superficies, así como efectos de luz y musicales, permitiendo un ajuste de bienestar adaptado al estado de ánimo o preferencias del cliente.

También se introducen tres nuevos elementos de adorno del habitáculo, así como tres nuevos tapizados. La compañía destaca también los dos visualizadores de alta resolución de 12,3 pulgadas de diagonal, que se funden a la vista bajo un solo cristal cobertor y conforman un puesto de conducción 'widescreen' que acentúa la estructuración horizontal del diseño interior.

Estos elementos tecnológicos se combinan con botones de control táctil de un nuevo volante que reacciona a los movimientos de barrido con los dedos como la pantalla de un smartphone, de modo que es posible controlar todas las funciones del cuadro de instrumentos sin soltar las manos del volante.

Todos los modelos de la Clase S incorporan de serie un comando que ofrece un equipo rápido de navegación por disco duro con representación topográfica en 3D, así como información sobre advertencias de tráfico en tiempo real, ubicación de gasolineras o plazas de estacionamiento libres.

La última de las novedades que incorpora este modelo es la precisión del tren de rodaje 'Magic Body Control', que se introdujo por primera vez en 2014 como elemento de serie en la Clase S coupé y permite reducir las fuerzas transversales en curva inclinando la carrocería hasta 2,64 grados.

Los modelos se encuentran disponibles por precios que oscilan entre 162.150 euros hasta 296.800 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos