El éxito de los 'made in Spain'

El éxito de los 'made in Spain'

El 60 % de las ventas de Citroën en España son de coches fabricados en el propio país

L.R.M.

Citroën ha aumentado un 12,5 % sus ventas en España en 2017, hasta alcanzar los 95.500 vehículos entre turismos y comerciales, de los que un 60 % corresponde a modelos fabricados en sus plantas en el país.

El modelo C4 Cactus, que se exporta desde Madrid a todo el mundo, ha registrado 10.640 matriculaciones, mientras que los C4 Picasso y Grand C4 Picasso, fabricados en su planta de Vigo, han cerrado 2017 con 14.300 unidades comercializadas, ha destacado hoy la marca francesa en un comunicado.

Citroën, del grupo galo PSA, también ha entregado 7.570 unidades de otro modelo producido en Vigo, el C-Elysée, con el que ha alcanzado una cuota del 34,8 % en su segmento.

Otro de vehículos fabricados en España, el recientemente lanzado C3 Aircross -que se ensambla en la planta de Opel de Figueruelas, marca que pertenece al grupo PSA desde el pasado agosto-, ha registrado en 2017 más de 2.500 pedidos.

Por otra parte, el modelo C3 ha superado las 18.500 unidades y se ha convertido en el turismo más vendido de la marca, ha apuntado la compañía.

Citroën ha sido en 2017 líder en vehículos comerciales, con una cuota del 15,4 % y 30.819 unidades matriculadas (el 26,7 % más que en 2016).

Su gama comercial incluye los modelos Nemo, Jumper, Jumpy y el «made in Spain (hecho en España)» Berlingo, que ha acumulado 22.000 matriculaciones.

El Berlingo, que se fabrica en la planta de Vigo, se lanzó hace 20 años al mercado y tiene actualmente una versión eléctrica, la E-Berlingo Multispace.

En su balance de 2017, Citroën ha recordado también que hay 600 modelos eléctricos C-Zero circulando por Madrid a través del servicio de coche compartido «emov».

El director general de Citroën para España y Portugal, Pablo Puey, ha destacado que estos resultados responden «al éxito de una gama de vehículos renovada y en constante evolución».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos