DS diseña el coche del futuro

Nuevas formas, nuevos materiales y nuevas tecnologías se combinan en el DS X E-Tense. :: L.R.m./
Nuevas formas, nuevos materiales y nuevas tecnologías se combinan en el DS X E-Tense. :: L.R.m.

El DS X E-Tense anticipa el futuro de la marca premium del grupo francés PSAX E-TENSE

Los hombres y mujeres del equipo de diseño de DS Automobiles recibieron el encargo de imaginar el coche de sus sueños en 2035. El fruto de su fantasía colectiva es DS X E-Tense, un coche de un refinamiento incomparable, según la marca del grupo PSA.

Su visión para 2035 es muy distinta de la actual. Los diseñadores de DS han buscado combinar los beneficios de la tecnología avanzada con una gran creatividad, dando respuesta a los clientes que buscan lo mejor para ellos y puedan percibir el lujo francés dentro de dieciocho años, aunque sus necesidades sean muy distintas.

El resultado es un vehículo sacado del mismo molde revolucionario del DS original que captó la atención del público 80 años antes de 2035.

El prototipo de DS es capaz de ofrecer 1.360 CV en modo de conducción circuito El suelo en el interior del vehículo es trasparente para ver la carretera a sus pies

Al habitáculo se accede por una puerta en forma de ala de gaviota de fibra de carbono y cuero. La vista se dirige hacia un asiento en forma piramidal que se adapta al piloto, como el baquet de un monoplaza, mientras su posición reclinada ayuda a mantener un bajo centro de gravedad en el vehículo. Frente al piloto, el volante, fabricado en una combinación de cuero, madera y metal, incorpora sensores que permiten monitorizar al piloto durante la conducción.

El suelo en vidrio transparente electrocromático ofrece una vista de la carretera mientras pasa bajo el vehículo, mientras que la lujosa mezcla de cuero, madera y metal del habitáculo, atrae la vista. Las pantallas han sido sustituidas por las superficies del vehículo.

El pasajero se encuentra en un entorno seguro y protector, respirando un aire purificado y aromatizado que forma parte del refinamiento, con el piloto presente en la cabina o con el coche en modo autónomo. Un asiento adicional permite que viajen tres pasajeros.

Un asistente personal llamado IRIS y presentado en forma de holograma, controla las funciones del vehículo mientras está conectado con el mundo exterior.

La motorización 100% eléctrica garantiza una reacción inigualable. Situado entre las dos ruedas delanteras, ofrece una potencia de 540 cv, una cifra que sube hasta los 1.000 1.360 cv si se opta por el modo circuito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos